Aragonès defiende aumentar el gasto público: «Los recortes serían contraproducentes»

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante una sesión plenaria del Parlament
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El vicepresidente y conseller de Economía y Hacienda del Govern, Pere Aragonès, ha defendido aumentar el gasto y las inversiones para afrontar la crisis del coronavirus reforzando el sector público: «Los recortes serían absolutamente contraproducentes».

Así se lo ha trasladado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez: «Como coordinador general de ERC mantengo la interlocución y se lo he podido transmitir», ha afirmado en una entrevista de La Vanguardia este domingo recogida por Europa Press.

Ha transmitido a Sánchez, y a «diferentes ministerios», la necesidad de que el Estado inyecte liquidez por medio de transferencias directas y dote a las autonomías de recursos para hacer frente a unos gastos que, en Cataluña, el Govern cifra en más de 2.000 millones.

Para ello, según Aragonès, el Estado tiene que poner en marcha un programa de endeudamiento: «Si no, tendríamos que ir a una dinámica de recortes y eso está descartado».

Preguntado por el voto de ERC en las prórrogas del estado de alarma, lo ha vinculado a que el Gobierno concrete sus «promesas de liquidez y transferencias»; la misma postura ha mantenido al ser preguntado por los Presupuestos Generales del Estado.

DIÁLOGO Y CONSENSOS

«Somos generadores de consensos y espacios de diálogo. Imagínese, sin nuestro voto de investidura, esta crisis gestionada por Pablo Casado y Santiago Abascal», ha dicho.

Sobre el diálogo con el Gobierno una vez termine la pandemia, ha dicho: «Igual que el Gobierno no renuncia a la independencia de España por la reconstrucción, los independentistas catalanes no renunciamos a la independencia de Cataluña para acordar medidas de reconstrucción».

Ha reivindicado el independentismo como espacio político central en Cataluña, y ha añadido que «la responsabilidad que ERC está teniendo no está siendo correspondida por el PSC, que prioriza el desgaste por cuatro votos».

«Seguro que una Cataluña independiente habría cometido aciertos y errores», ha concluido, tras lamentar que el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell, dijera literalmente que España es paro y muerte.