Anna Godoy, en WITL Talks at Home: «Voy lento porque voy lejos, el deporte es la mejor vacuna contra el virus»

La triatleta Anna Godoy, junto al presidente del COE, Alejandro Blanco, y la presidenta de la ITU, Marisol Casado
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La triatleta española Anna Godoy expresó su ilusión por disputar el próximo año sus primeros Juegos Olímpicos en Tokio y afirmó que el deporte es «la mejor vacuna» contra la pandemia de la COVID-19 en la charla WITL Talks by Andbank, impulsada por la plataforma de contenidos inspiradores ‘Where is the limit?’.

«Vamos lentos porque vamos lejos. En mi carrera he ido paso a paso, despacito para poder llegar a objetivos. Hacer deporte te hace estar sano y es la mejor vacuna contra este virus», dijo la primera triatleta española que participó en los Juegos Olímpicos de la Juventud en 2010 en Singapur.

Anna Godoy, que se entrena en casa con un rodillo y una cinta para correr durante el confinamiento por la pandemia para lograr ese «objetivo olímpico», confesó que el deporte de élite y el triatlón le han ayudado a «madurar, ser responsable y organizada» y a formarse como persona.

Junto a Godoy también participó en la WITL Talks at home by Andbank el paratriatleta Dani Nafría, que sufrió la amputación de la mitad de la pierna izquierda con 11 años, pero que ha participado en el Mundial de 2013 y es el único amputado que ha completado la Titan Desert, en Marruecos, y la Titan Tropic, en Cuba. Igualmente lo hicieron los atletas Cristina Lara y Álvaro Trigo.

«Cuando supe que tenían que amputarme la pierna le pregunté al médico si yo podría volver a jugar a fútbol. Si la respuesta era no, no quería que me operaran. Ante la adversidad, lo que ayuda es buscar un qué motivador para acabar encontrando un cómo», indicó Dani Nafría.

Para el paratriatleta la fuerza de su motivación «está en la cabeza y en el corazón». «De aquí no nos vamos, nos echan. La rendición no está en mi ADN. Yo siempre lo doy todo por conseguir mis objetivos y si no acabo no será porque no lo haya dado todo de mí», añadió.

Cristina Lara, trabajadora social y velocista de alto nivel con 6 títulos nacionales, un oro europeo y 7 años corriendo con la selección española, admitió que nunca se ha considerado una adolescente ‘normal’ porque, desde muy pequeña, entendió el significado del término «esfuerzo» y «sacrificio».

«El verano pasado mi sueño de ser olímpica se truncó por una lesión de rodilla. Nunca se está preparado para lesionarse, al igual que nunca se está preparado para estar confinado. Te vienen a la cabeza muchos pensamientos negativos, pero es muy importante superar el bucle negativo. Todo será igual, pero ya nada será lo mismo», comentó.

Por su parte, Álvaro Trigo, que completó el Maratón de Sevilla un año después de sufrir quemaduras en el 63% de su cuerpo, dijo que el límite está en la mente y abogó por una actitud positiva para afrontar situaciones como el confinamiento por el coronavirus.

«Cuando desperté del coma tras el incendio, me encontré tumbado en una cama, vendado hasta el cuello, en aislamiento total y con un dolor descomunal. Le pedí a mi padre que me desconectaran, quería morir, pero gracias al apoyo de mi familia y amigos decidí luchar por mi vida», subrayó en la charla online de WITL, la plataforma impulsada por el ex CEO de GAES Antonio Gassó.