Andrew Bailey, nombrado nuevo gobernador del Banco de Inglaterra

Andrew Bailey, próximo gobernador del Banco de Inglaterra
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Andrew Bailey, actual presidente de la Autoridad de Conducta Financiera (FCA), el supervisor de los mercados del Reino Unido, ha sido designado como próximo gobernador del Banco de Inglaterra (BoE), cargo en el que sucederá a Mark Carney a partir del 16 de marzo de 2020, por lo que será el encargado de gestionar el ‘Brexit’ desde la política monetaria, según ha informado el Tesoro del Reino Unido tras aprobar el nombramiento la Reina de Inglaterra.

Con el fin de facilitar una transición ordenada, el actual gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, quien ocupa la máxima responsabilidad monetaria de Gran Bretaña desde 2013, ha aceptado una breve prórroga de su mandato, por lo que permanecerá al frente de la Vieja dama de Threadneedle Street hasta el 15 de marzo de 2020.

«Andrew fue el candidato sobresaliente en una competida elección. Es la persona adecuada para dirigir el BoE a medida que forjamos un nuevo futuro fuera de la UE», ha destacado el ministro de Hacienda y responsable del Tesoro del Reino Unido, Sajid Javid.

Andrew Bailey, de 60 años de edad, ha sido designado para un periodo de ocho años y se convertirá así en el gobernador número 121 en los 325 años de historia del Banco de Inglaterra y en el noveno desde la nacionalización de la entidad en 1946.

Como gobernador del Banco de Inglaterra, Bailey cobrará un salario anual de 495.000 libras (580.110 euros), el más alto entre los grandes bancos centrales, superando con creces los algo más de 400.000 euros del salario anual del presidente del Banco Central Europeo (BCE) y los 203.500 dólares (183.000 euros) del sueldo de Jerome Powell en la Reserva Federal de EEUU.

«Es un gran honor ser elegido como gobernador del Banco de Inglaterra y tener la oportunidad de servir al Reino Unido, particularmente en un momento tan crítico para la nación como nuestra salida de la Unión Europea», ha afirmado Bailey tras su designación, añadiendo que continuará el trabajo de Carney para asegurar que el interés público se mantiene en el centro de todo.

«Para mí, es importante que el Banco continúe trabajando para el público manteniendo la estabilidad monetaria y financiera y garantizando que las instituciones financieras estén sanas», ha apuntado.

Por su parte, Mark Carney ha dado la bienvenida a Bailey a la institución, destacando su experiencia como servidor público y su prestigio adquirido por el liderazgo demostrado durante la crisis financiera.

Para garantizar el correcto funcionamiento de la FCA, el Gobierno británico tiene previsto nombrar al sucesor de Bailey al frente de la CNMV británica con suficiente antelación a la toma de posesión del nuevo presidente del Banco de Inglaterra.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA