Coronavirus

Amnistía Internacional pide la «urgente» protección de todo el personal sanitario frente al coronavirus

Amnistía Internacional ha señalado que para que se garantice el derecho a la salud de todas las personas en España es necesario proteger a quienes están en primera línea frente a la pandemia del coronavirus.

Una mujer con una mascarilla para evitar el contagio del coronavirus.

Amnistía Internacional ha señalado que para que se garantice el derecho a la salud de todas las personas en España es necesario proteger a quienes están en primera línea frente a la pandemia del coronavirus, es decir, a todo el personal sanitario y a los profesionales que trabajan en los hospitales y centros médicos donde se está combatiendo esta enfermedad.

Por ello, la organización pide que, «de manera inmediata», se asegure que tienen acceso a las medidas de protección (tales como mascarillas, guantes, etc) y que se realicen los test de detección necesarios entre el personal del sector para garantizar su derecho a la salud y conocer la incidencia del virus.

«Los trabajadores de la salud están realizando un esfuerzo encomiable, puesto que tienen que continuar prestando servicios a pesar de los riesgos personales para ellos y para sus familias. Entre los riesgos que corren figuran la posibilidad de contraer Covid-19 al realizar su trabajo, el exceso de horas de trabajo, la angustia psicológica y el cansancio. Por eso es urgente que el Estado garantice su protección», explica el director de Amnistía Internacional España, Esteban Beltrán.

La organización indica que los estándares internacionales sobre derecho a la salud obligan a los Estados a «formular, aplicar y revisar periódicamente una política nacional coherente destinada a reducir al mínimo los riesgos de accidentes laborales y enfermedades profesionales, así como formular una política nacional coherente en materia de seguridad en el empleo y servicios de salud». «Es necesario proporcionar equipo de protección personal adecuado y de calidad, información, capacitación y apoyo psicológico para facilitar la labor de enfermeros, médicos y demás personal implicado en la respuesta», concluyen.

Más información