“Al colegio con casco”: las obras en escuelas madrileñas llegan a Anticorrupción

AMPA Vereda Leganés

Cientos de alumnos madrileños vuelven ‘al cole’ entre barracones, polvo, aulas provisionales sin ventanas y obras, muchas obras. Es lo que vienen denunciando los padres y madres de niños adscritos a varios centros educativos de la Comunidad de Madrid cuyas reformas, como se temía, no están listas para el inicio del curso.

Es el caso de los alumnos del colegio Constitución de 1812, en Leganés, que hoy acuden con casco a sus clases, según recoge Comisiones Obreras (CCOO) en imágenes.

“Hay edificios paralizados porque las constructoras no han podido aguantar los precios de adjudicación”, denunciaba la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (FAPA) ‘Giner de los Ríos’ ayer. La asociación planteaba llevar a la administración de Cristina Cifuentes a los tribunales por la situación en una veintena de centros.

Podemos Madrid ha recogido el guante y hoy presenta en la Fiscalía Anticorrupción documentación relativa a diferentes obras en colegios que se han abandonado: “Por ello, miles de niños en la Comunidad de Madrid se tienen que realojar en otros centros”, denuncia la formación que pide a los responsables judiciales “investigar si existe un delito penal en las adjudicaciones de estas obras”.

«Hay cuatro institutos y cinco colegios en la Comunidad de Madrid, al menos, que no van a poder abrir sus puertas por un problema con licitaciones, obras y contratos”, ha denunciado ante la sede de la Fiscalía el secretario general de Podemos en la región, Ramón Espinar. “El PP, que le perdona impuestos a los ricos en la Comunidad de Madrid todos los años, está intentando ahorrar dinero de los servicios públicos”, denuncia el dirigente.

“En este caso de la educación, pero con una estrategia que ya les conocemos de la sanidad: la del desmantelamiento sistemático de los servicios públicos por la vía de deteriorarlos para prestar esos servicios por la vía privada”, reprocha el Espinar.

No en vano tanto sindicatos como asociaciones de padres y madres ven en el sistema de adjudicación de las obras el origen de los retrasos en las reformas, que obligarán a los niños a convivir con cascotes y polvo durante un buen trecho del curso escolar, como ya ha ocurrido otros años. El curso anterior, Ampas, sindicatos y formaciones políticas denunciaron que la Comunidad de Madrid acepta de las constructoras un recorte medio del 30% entre lo presupuestado y lo adjudicado para las obras que necesitan los colegios públicos de la región.

“De nuevo nos encontramos con una situación absolutamente lamentable, avisada desde esta misma organización hasta la saciedad”, lamentaban en un reciente comunicado los progenitores del AMPA del CEIP Constitución de 1812. “Nadie nos hizo caso, ni entonces ni ahora”.

Es por ello que los alumnos acuden hoy a sus clases “como bien merece la situación con las obras que estamos padeciendo”, es decir, “con casco y con chaleco reflectante”, explica la plataforma de padres y madres.

En total, hay hasta 19 centros de la Comunidad de Madrid que según CCOO no vivirán un inicio escolar con tranquilidad: El IES Las Tablas, el nuevo IES en Vallecas, el IES Juan Ramón Jiménez de Villaverde, el tercer IES de Arganzuela, el CEIP Emilia Pardo Bazán, el CEIP Constitución 1812 de Leganés, el CEIP Miguel de Cervantes de Getafe, el CEIP Averroes de Arroyomolinos, el IES Humanes en Cubas de la Sagra, el IES Neil Armstrong de Valdemoro, los IES de La Garena y Antonio Mingote en Alcalá de Henares, el IES de Paracuellos del Jarama, el CPIP Andrea Casamayor también de Paracuellos del Jarama, el IES José García Nieto de Las Rozas, el CEIP Villa de Cobeña, el CEIPSO Martina García de Fuente El Saz de Jarama, el CEIP Jonathan Galea de Algete y el CEIP Ramón Linancero de Alalpardo.