Caso Púnica

Aguirre pide a la Audiencia terminar ya con la “eterna” investigación sobre Púnica

La expresidenta de la Comunidad de Madrid advierte de una “pinza entre el PSOE y Ortega” para dilatar las pesquisas por intereses particulares.

Esperanza Aguirre
Esperanza Aguirre, expresidenta de la Comunidad de Madrid

La ex presidenta madrileña Esperanza Aguirre ha solicitado a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional (AN) que avale la decisión del juez Manuel García Castellón de no conceder más tiempo al ex alcalde de Majadahonda Guillermo Ortega para que aporte un informe detallando las supuestas irregularidades que denunció en el Mercado Puerta de Toledo, una promesa de colaboración que considera “una tomadura de pelo”, por lo que reclama acabar con una instrucción “eterna”.

En un escrito del pasado lunes, al que ha tenido acceso Europa Press, Aguirre pide a la Sala de lo Penal que rechace los recursos formulados por el PSOE y la Fiscalía Anticorrupción, que interesan ampliar el plazo a Ortega, alias ‘El Rata’, ratificando en consecuencia el auto dictado el pasado 9 de septiembre por el titular del Juzgado central de Instrucción Número 6.

La defensa de Aguirre, principal imputada en esta pieza separada de la macrocausa Púnica, ve en la supuesta voluntad de Ortega de colaborar con la Justicia, entregando nuevas pruebas, una pinza entre el PSOE y Ortega, cada uno por sus propios intereses.

En el caso de la acusación popular que ejerce el PSOE, señala que con la continuidad de las pesquisas “obtiene un notable rédito político (…), valiéndose del presente procedimiento sistemáticamente en su discurso electoral”. En cuanto a ‘El Rata’, afirma que está “enrolado en un cártel procesal de oferta de servicios probatorios para poder obtener ventajas procesales o penológicas”, del que también formarían parte otros implicados en Púnica.

Con todo, el abogado de la ex dirigente popular entiende que la tardanza de Ortega en presentar su informe solo es achacable a su “pasividad” como parte de una “puesta en escena” que “solo se puede calificar de tomadura de pelo”.

Además, pone de manifiesto que, de ser ciertas dichas irregularidades, “el autor de tales hechos no sería otro que él mismo”, ya que “Ortega tuvo responsabilidades en el Mercado Puerta de Toledo desde 2005 y hasta 2009”. “En ningún momento ha podido atestiguar la existencia de ningún contrato o convenio del que se pueda afirmar que se ha producido una desviación de fondos y para ello bastaba, si fuera cierto, con su sola memoria”, subraya.

Así, recuerda que Ortega es “un delincuente condenado por graves delitos” a más de 30 años de cárcel que -recalca- busca mejoras penitenciarias y para ello se compromete a “aportar un engañoso elemento incriminatorio” contra Aguirre. Con todo, critica que esta pieza separada está concluida desde hace más de cinco meses “a la sola espera del capricho de este sujeto”, de su “imaginación”, algo que considera “sencillamente impresentable”.

Enfatiza que Ortega “no es un perito ni un auditor ni un experto ‘forensic’ que tenga que analizar la causa, ni emitir dictamen o realizar conclusiones”, sino solo un testigo al que debería bastarle “lo que haya visto y oído”.

“Lo más grave es que una persona (Aguirre), frente a la que no concurren indicios de criminalidad, se vea sometida a un procedimiento que se dilata durante años mediante artimañas procesales como las que sistemáticamente pone en marcha el PSOE”, concluye

Más información