Aguirre no se querellará contra Granados: “No tengo dinero para pagar a abogados y procuradores”

Ignacio González y Esperanza Aguirre
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Esperanza Aguirre no tiene intención de querellarse contra Francisco Granados por acusarla de financiar de manera irregular las campañas electorales del PP de Madrid de 2007 y 2011. “No voy a presentar una querella. No ha aportado ninguna prueba», ha señalado hoy la exlíder del PP de Madrid en una entrevista en la COPE.

Esperanza Aguirre no tiene intención de querellarse contra Francisco Granados por acusarla de financiar de manera irregular las campañas electorales del PP de Madrid de 2007 y 2011. “No voy a presentar una querella. No ha aportado ninguna prueba», ha señalado hoy la exlíder del PP de Madrid en una entrevista en la COPE en la que aseguró: “Lo que intenta el señor Granados es disminuir su condena. Y eso en España se consigue, mintiendo incluso».

Aguirre, que dice que hay una vida mejor después de la política y descarta presentarse a nuevas elecciones, ha remarcado que Granados solo dijo ante el juez que ella era «consciente» de esa financiación ilegal. “Tendrá que demostrarlo. Yo me alegro de que el Fiscal General de Estado le haya dicho que acusar sin pruebas es difamar. Además, no tengo dinero para pagar a abogados y procuradores”, afirmó en la COPE sobre las acusaciones de Francisco Granados

La exlíder regional sí ha admitido que no vigiló suficientemente y que por eso dimitió, “aunque en España no se valore como debería las dimisiones”. «Yo dimití del PP porque no me ocupé de la financiación. En el partido, para la financiación había cuatro personas. Yo jamás vi una cuenta, como el resto de presidentes autonómicos del PP” ha asegurado. En ese sentido, ha admitido también que le avisaron de que Granados tenía una cuenta en Suiza, pero no lo creyó porque tampoco le aportaron pruebas fiables. “Me pasaron solo números. Podía ser de cualquiera esa cuenta”.

Cuando crecieron las sospechas, Aguirre ha contado que sentó a ambos en su despacho para pedirles explicaciones. “Y me dieron explicaciones cumplidas. Yo no era policía, yo era presidenta de la Comunidad de Madrid y me ocupaba de atender los problemas de los madrileños». Preguntada por qué destituyó a Granados y no a Ignacio González, Aguirre ha explicado que fue por pérdida de confianza al filtrar una decisión política y no por cualquier otra sospecha.

Aguirre considera que Mariano Rajoy cree en su presunción de inocencia y no se ha tomado mal que Cifuentes no ponga la mano en el fuego por ella. “En absoluto me ha decepcionado. Dijo que esa expresión le parecía medieval y estoy de acuerdo».