Agencia EFE en Cuba ¿se va o no se va?

Cuba La Habana capitolio

El Capitolio de La Habana

Algo grande y desconocido hasta ahora debió ocurrir para que en estos instantes la agencia española Efe se encuentre en medio de esa frase tan popular y folclórica de nuestro béisbol cuando se produce un batazo de gran magnitud y el narrador le pregunta insistente a la multitud si se va o no se va mientras la bola vuela por los aires amenazando con salir del terreno.

Quien suscribe tal vez sea uno de los corresponsales activos más viejos bajo el paraguas del Centro de Prensa Internacional perteneciente al Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba. Poco más de treinta años ejerciendo esta grata e ingrata profesión de contar cosas que por ser de Cuba requieren una manera muy especial para ello.

Y en esas tres décadas no recuerdo haber presenciado un encontronazo tan grande como este de ahora. Casos particulares sí he conocido a diestra y siniestra. Algunos tan delicados, y es hora de contarlo, en que el corresponsal de una importante agencia ya molestaba y tergiversaba tanto, que hasta su central en Europa llegó al aviso que si les interesaba permanecer en Cuba, hicieran el favor de trasladar al colega. Y así fue. Varios entonces concurrimos a la fiesta de despedida porque sus mandos lo habían designado a otro país. No lo botaban, se trasladaba.

Sin elementos de juicio en el caso de Efe, me atrevería a asegurar que en la historia hay algún gato encerrado, algo debajo de la mesa que todavía no es público y que la decisión de permanencia escapa los límites del ministerio de Relaciones Exteriores para llegar a la mesa presidencial en otro ejemplo de lo controvertido que han sido las relaciones con España toda vez que Efe es una agencia estatal.

Otra muestra de esa relación amor-odio entre ambos gobiernos donde tanto el PSOE como el PP han cosechado buenos y malos momentos para con Cuba. Los dos por igual.

Para los que desconocen del incidente basta apuntar que ocurrió a raíz de la convocatoria a una marcha el pasado noviembre que poco pintaba de cívica lanzada por el opositor Junior García y que, como por arte de magia e ilusionismo, terminó con el convocante marchando por Madrid y no por las calles habaneras.

De momento, dos corresponsales recuperaron sus credenciales a pocas horas del retiro de todas la del equipo. Desde Madrid, la jefatura de Efe se cuestiona si permanecer o no en la isla.

Vaticinios, ninguno. Algo deberá ocurrir y pronto. Solo apuntar que, generalmente, la sangre en las broncas hispano cubanas no suele llegar al río. Rápida es la cicatrización por la gran semejanza de ella y que algunos sostienen que es la misma.