www.elboletin.com

Jesús Candel, Spiriman

Jesús Candel (Spiriman)
Jesús Candel (Spiriman)
“Se está privatizando la sanidad y lo está haciendo el Partido Socialista de Andalucía”
Jesús Candel (Spiriman)
Jesús Candel (Spiriman)
Spiriman ha revolucionado las calles granadinas. Y este domingo 15 de enero  se prepara para un nuevo grito contra Susana Díaz por su política sanitaria.

Algo se está moviendo en el sur de España en forma de manifestaciones masivas. Algo que va más allá de una protesta puntual. El huracán que está poniendo en jaque al Gobierno de Susana Díaz tiene su origen en Granada. No fue un soplido lanzado por un partido ni por un sindicato sino por un médico. “Soy un tío normal con mis cuatro niños y por mi ciudad estoy echando el resto”, relata a ElBoletín.com Jesús Candel, más conocido como Spiriman, el hombre que ha logrado ‘despertar’ a miles de granadinos. Un doctor de Urgencias que tiene una misión: frenar el “caos” que supone la fusión de los dos hospitales de Granada.
 
Por ello, este domingo, las calles andaluzas vivirán un nuevo arreón contra los planes de la Junta de Andalucía, aunque Spiriman apunta más alto: “Se está destapado una trama corrupta de la Junta de Andalucía acojonante, la mayor de la Sanidad, mucho más que los ERE”. Y todo conviviendo, como confiesa a este medio, con los intentos de los socialistas para callarle ofreciéndole hasta puestos en el partido, aunque él se mantiene firme: “Le dije a un dirigente importante de Granada, literal, que se fuera a tomar por culo”.
 
¿Cuál es la situación que vive la sanidad andaluza y la granadina?
 
En Granada lo que pasa es que una serie de personas, de la consejería como Maria Jesús Montero [consejera de  Hacienda y Administración Pública  de Andalucía] y José Luis Gutierrez [exgerente del Servicio Andaluz de Salud], junto a la Mesa de Camilla del Gran Rocío, como se les llama, que son gente de gran poder en la Sanidad, deciden aprovechar la crisis para hacer un gran recorte en la sanidad andaluza.
 
En la granadina, ¿qué deciden? Pues tenemos dos hospitales (el Virgen de las Nieves y el Clínico) y cada uno atiende a la mitad de la población, se contabilizan muy bien y cada uno tiene sus especialidades un poco más punteras como es normal. Se hace un proyecto, como los dos hospitales están muy pegados, para hacer un nuevo Clínico para modernizarlo. Y cuando se está haciendo, en 2012 (tras un gran retraso), deciden desde Sevilla que el Hospital Clínico no sea el Hospital Clínico y que se haga un solo hospital en Granada. Deciden separar especialidades: hacer uno más neurotraumatológico y otro más médico en otra parte de la ciudad. Esto ha supuesto un caos en Granada total y un recorte en los puestos  de trabajo y una disminución de las camas. Y se cargaron un proyecto: hicieron nueva obra y todo enmascarado bajo las irregularidades y decisiones en contra del 98% de los profesionales de los dos hospitales.
 
¿Por qué se sigue adelante con una fusión que ha encontrado ese gran rechazo de los profesionales y que ha reunido a miles de manifestantes en su contra?
 
Este es el sentido de toda esta historia y es por lo que está indignada toda la ciudad y por lo que saldremos vestidos de payasos el 15 de enero. Es toda una ciudad la que está saliendo a las calles. Es acojonante, lo que está pasando en Granada no ha pasado en ninguna ciudad de  España. Es que no es una marea blanca es toda una marea ciudadana.
 
Lo que está pasando es que determinados políticos y medios están mintiendo a la gente. Se están poniendo en vergüenza y saliendo las verdades que todos hablamos: que no hay libertad de expresión y que no vivimos en una democracia, vivimos en el miedo. Algunas personas sí lo estamos diciendo, yo soy una de ellas, Spiriman; y el resto de la ciudad sale. A ellos no los cree ni Perry: las urgencias están que se caen, están pasando desgracias y hay un caos sanitario y salen en algunos medios afines al régimen político diciendo que no pasa nada.
 
¿Qué supone la fusión de los dos hospitales?
 
La fusión supone ir en contra de la atención integral y segura de un paciente y de la equidad y la accesibilidad. Si pones en un hospital determinadas especialidades y en otro las otras eso va en contra del sentido común de cómo se organizan los hospitales a nivel mundial. Si tú entras en un hospital no te pueden estar mandándote a otro para verte ahora el corazón o el cerebro. No se trata a la gente como a un paciente.
 
No entendemos cómo la Justicia no hace nada con todo lo que está saliendo como es el caso de la administración paralela por parte de la Junta de Andalucía, la financiación ilegal que está teniendo el PSOE de Andalucía la cual se está destapando en compra de medicamentos, en creación de empresas subcontratas… Se está privatizando la sanidad y lo está haciendo el Partido Socialista.
 
Otra de las principales denuncias que se oyen en las calles es contra la privatización, ¿qué pasos está dando la Junta de Andalucía en este sentido?
 
La fusión es una privatización encubierta de la sanidad y como son un partido de izquierdas no te lo dicen claramente. En Andalucía hay un régimen creado y hay miedo, pero Granada lo ha perdido. Es algo histórico lo que está pasando en esta ciudad. Es una barbaridad. Se está destapado una trama corrupta de la Junta de Andalucía acojonante, la mayor de la Sanidad, mucho más que los ERE. Es impresionante. Algunos de la Mesa Camilla (que son el poder de la Junta) son consejeros en entidades privadas y que luego están contratan por el SAT, ya sea en tecnología, en medicamentos... Están comprando votos y financiando un partido. Se mantiene un partido con estas cosas, han creado una administración paralela.
 
Aquí no se privatiza; aquí se hacen conciertos legales, según ellos, para derivar a gente para operar a la privada y cometiendo irregularidades. Y esto lo está haciendo un partido que se llama Partido Socialista Obrero Español y que yo he votado y que nos estamos quedando alucinados. En Granada se ha destapado gracias a las redes sociales y a un movimiento de profesionales que yo inicié en las redes y que ha perdido el miedo. Ante esto hemos creado una asociación que la van a formar miles de ciudadanos y cientos de profesionales con la que vamos a llevar los procesos oportunos a los tribunales con la ayuda del fiscal Carlos Castresana.
 
Susana Díaz habla de la sanidad andaluza como “la joya de la corona”, a pesar de ser la región que menos gasta por habitante en esta materia y una de las que más ha recortado, ¿le compra este discurso?
 
Tenemos a una presidenta que es una embustera, está mintiendo. Es que es inconcebible, que un político no puede mentir y está politizando la sanidad pública. Han hecho una estrategia de politizar desde 2012 quitando a los jefes de servicios nombrados por los trabajadores y han puesto a gente a dedo afín del partido. Han politizado los puestos de gestión. Han creado las productividades que cuanto menos recetes, cuanto menos por culo des y cuanto menos pienses en los pacientes pues más ganan ellos. La primaria está horrorosa.
 
Les ha estallado y por miedo nadie decía nada y cuando alguien decía algo como hay tantos eventuales, como han creado unos sindicatos comprados y han creado una cultura del miedo para seguir gobernando. ¿Qué ha pasado? Pues que un tío con una gorra, con gafas y con barba ha empezado a decir todas las verdades y lo siguen miles y miles de personas. ¿Y yo qué hago? Pues seguir. Luchamos contra una dictadura. Es acojonante. Mi padre me cuenta que esto es peor que Franco; Franco te lo decía a la cara y tú te tenías que callar, ellos no, hablan de libertad de expresión… mentira. Yo porque tengo las redes y me puedo expresar.
 
Han perdido una batalla en las redes. Es de vergüenza lo que está pasando en Andalucía. No nos queda otra cosa que salir a la calle y seguir. Nos han llamado en Canal Sur payasos y que la gente está aducida por mi y que todo es mentira… pero lo dice sólo gente afín al PSOE. Es tremendamente lamentable. Es vivir en una dictadura para que nadie pueda pensar de forma distinta.
 
¿Alguien se ha puesto en contacto con usted para revertir esta situación desde la Junta de Andalucía?
 
A mí me ofrecieron un puesto en el PSOE para que me callara. Y yo le dije a un dirigente importante de Granada, literal, que se fuera a tomar por culo. El consejero me llamó para decirnos que lo habían parado y que no nos manifestáramos más, pero siguen con lo mismo. Hicieron una maniobra para que nos calláramos y por eso salimos una y otra vez. Es mentira. Cada vez la situación es más lamentable y no saben controlarlo. Reconocer el error es que va  a salir mucha mierda. Gracias a dios hay periodistas que están sacando algo, aunque a mí me consta, por ejemplo, que Ana Rosa Quintana mandó a una reportera y lo que se dijo no se ha publicado y nos han dicho por ahí que Susana Díaz le pidió que no sacara el reportaje.
 
¿Qué tiene Susana Díaz para impartir ese miedo que usted dice?
 
Andalucía es un feudo del PSOE que está comprado por el miedo. Tiene a mucha gente que vive del partido que está puesta a dedo. Aquí se ha instalado un miedo para que la gente dependa de ese partido. Están quedando en evidencia sus vergüenzas, se les ha ido de las manos con una sola persona, un médico… A mí me han mandado hasta matones; yo he recibido amenazas verbales y físicas. Lo que pasa es que no han podido conmigo porque tengo un arrope de miles y miles de ciudadanos y del resto de España en las redes y se ha demostrado en la calle. Se les ha ido de las manos. No saben cómo parar esto, cada cosa que hacen les sale peor y salta a los medios nacionales, hasta en la BBC van a venir a grabar.
 
Es un partido de izquierdas que ha hecho una dictadura completa en Andalucía. Mira si Susana Díaz es importante que le pidió a Rajoy que ocultase en los medios nacionales la manifestación del 16 de octubre porque en esa época Rajoy necesitaba investirse por Susana Díaz. Ella no ha parado de repetir que soy de Podemos, ahora que soy del PP. Me ataca políticamente cuando soy un médico normal. Sin afinidad política. De hecho, me caen todos [los partidos políticos] mal. Me han llamado todos y no me he reunido con ninguno, solo me he reunido con los de mi ciudad. Para cualquier político lo que pasa en Granada es poner las vergüenzas de lo que estamos tragando en toda España. Hemos hecho una piña que nadie puede romper. Granada va a cambiar a mejor, España no lo sé. Soy un tío normal con mis cuatro niños y por mi ciudad estoy echando el resto.  Granada va a salir en masa otra vez y va a cambiar para bien.
 
Se habla mucho de que Susana Díaz pueda dar el salto al liderazgo nacional del PSOE, ¿qué consecuencias tendría trasladar su gestión a un ámbito estatal?
 
Tenéis un problema en España. En Granada no, pero España va a tener un problema. Es la mujer más embustera. Como salte a Madrid, yo no voto más al PSOE hasta que esto cambie. Ojalá Pedro Sánchez vuelva y no soy de Pedro Sánchez. Como salte pues genial, que vaya todo a Madrid. Me da igual lo que haga Susana Díaz yo lo que digo es que tiene un problemón con la sanidad pública y en vez de reconocer que se han equivocado y tomar medidas para destapar la corrupción dentro de su partido pues lo tapan y les va a estallar más. En vez de solucionar las cosas, les come la soberbia, la ambición de poder y el orgullo. Han entrado en un juego en el que sólo me atacan a mí. Sé que me tienen miedo porque tengo a miles y miles de ciudadanos detrás. Y en eso estamos. 

Marco González

Periodista o intento, por lo menos. Aprendiendo. Y todo con un mejunje en la cabeza, pero con el periodismo comprometido como pegamento de unión.

Google Plus de Marco González

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.