www.elboletin.com

Un instituto público de Las Rozas sobrevive a las obras a base de barracones y desplazamientos

A la izquierda el barracón, a la derecha el edificio en obras que está parado
A la izquierda el barracón, a la derecha el edificio en obras que está parado
Bien entrado el curso, el IES José García Nieto tiene las obras de la segunda fase paralizadas, a alumnos de 3º de la ESO en barracones y a los de Bachillerato en otro centro.

Cuando Bill Murray encarnó en la gran pantalla al meteorólogo Phil Connors en la conocida película “El Día de la Marmota”, la historia interminable se desarrollaba en el pueblo estadounidense Punxsutawney donde quedaba atrapado en el tiempo repitiendo un mismo día. Ahora bien, si el director decidiese hacer una segunda parte, la localidad elegida para revivir las escenas podría ser perfectamente Las Rozas ante el bucle que viven los alumnos del instituto público José García Nieto.
 
Las obras de la segunda fase del centro (que incluyen la construcción de cuatro aulas para alumnos de la ESO, cuatro para Bachillerato y una pista deportiva) tendrían que haber estado completadas para septiembre de este año. Nada más lejos de la realidad. Los últimos plazos que manejan desde la Comunidad de Madrid pasan por dar por completada esta parte de la construcción para marzo o abril. Y todo mientras la constructora lleva ya varias semanas con los trabajos paralizados, que incluso ha obligado a la Consejería de Educación a finiquitar el contrato público. “El consejero de Educación realmente está preocupado, espero que para enero se reanuden”, confía Marta Ferrero, portavoz del AMPA del IES José García Nieto a ElBoletín.com, que recalca la inquietud del político.
 
“Hay una situación insostenible. Los alumnos de bachillerato están desplazados a otro centro a tres kilómetros y los alumnos de 3º de la ESO están en barracones metálicos desde septiembre”, narra Ferrero. Una historia que se lleva repitiendo “tres años” ante la polémica construcción por fases que impulsa la Comunidad de Madrid. Y, de hecho, aún queda otra tercera y última fase que ha salido recientemente a concurso público aunque la segunda continúe en el limbo a la espera de que otra compañía se haga cargo de las obras.
 
Unas malas noticias para los padres y madres de los alumnos que comenzaron a salir a mediados de verano, tan sólo a los pocos meses de que EOC S.A se hiciese con el contrato público por 1,8 millones de euros (y con una rebaja del 33,59% respecto al presupuesto base de licitación, como sucede en otros trabajos que se han desarrollado en este año en la región). “En mayo o junio la Consejería de Educación ya sabía que estaban mal [las obras] y en julio ya nos informaron”, recuerda Ferrero.
 
De esta manera, las clases comenzaron con una normalidad, según la portavoz y madre de uno de los estudiantes, que solamente ha llegado para los alumnos de 1º y 2º de la ESO, los cuales aprovechan que la primera fase de las obras ya concluyó. Sin embargo, el inicio escolar en cursos anteriores también contó con la incertidumbre y los trabajos a medio hacer: “No ha habido ningún septiembre sin anomalías; la primera fase no llegaron a estrenarla en todo un curso, los alumnos se iban a otro instituto”.
 
Y mientras la historia vuelve a repetirse en este 2016 y que tendrá en 2017 una nueva escena donde, vistos los antecedentes tanto en este centro como en otros, la amenaza de un 2018 con obras alerta a los padres y madres. “Pongo la mano en el fuego y no me quemo si digo que en septiembre habrá más barracones y desplazamientos”, aventura Ferrero a este medio.
 
En Ciudadanos nos han tomado el pelo”
 
Por ello, la paciencia se ha convertido en una compañera de vieja: “Aguantamos y aceptamos nuevos compromisos. Juegan con los tiempos”. No obstante, hay una serie de movimientos políticos que han elevado las protestas de los padres. “En Ciudadanos nos han tomado el pelo”, lamenta la portavoz. “Hace unos 14 días salió una notica en un medio local donde se apuntan un tanto que no hay”.


Después de agradecer que la organización naranja preguntase por las obras en la Asamblea de Madrid, la formación tituló que gracias a su labor se volvían a impulsar los trabajos. “Nos han utilizado para sacar una noticia absolutamente incierta. Sacan pecho y no hacen nada. Seguimos en la peor de las situaciones y hemos luchado mucho”, aclaran desde el AMPA. Un reproche que también han lanzado a Ciudadanos las AMPAs de Las Tablas tras 11 años reclamando un centro público en la zona.


En apenas cinco meses, los padres y madres de los alumnos de este centro público han visto cómo la segunda fase arrancaba con la adjudicación del contrato a EOC SA y se frenaba por la situación económica de la constructora. Sin embargo, los problemas de la compañía no se quedan únicamente en Las Rozas.
 
EOC SA, antiguos vínculos con la Gürtel y actuales problemas de impagos
 
Bajo una historia manchada de corrupción, EOC SA, que estuvo dirigida por el hoy imputado por el ‘caso GürtelAlfonso García Pozuelo, ha aparecido en numerosas ocasiones en los medios por los escándalos cuando estaba presidida por el señalado empresario. Apuntada por el juez José de la Mata, la empresa, siempre bajo la dirección de García Pozuelo, apareció en el sumario de la trama al pagar supuestamente 30.050 euros –junto a Constructora Hispánica SA- al Partido Popular en “comisiones” por una serie de adjudicaciones.
 
Pero quizás el trabajo más conocido que realizó la compañía tuvo lugar en 2006 en Pozuelo de Alarcón. La constructora fue la encargada de plantar el ya famoso ‘árbol de la Gürtel’. Un concurso que fijaba unos costes en 6,5 millones de euros, pero que ganó la unión temporal de empresas EOC Obras y Servicios y Acanto Instalaciones por 4,5 millones de euros. Finalmente, los pozueleros acabaron pagando un sobrecoste del 80% por un árbol que pasa sus peores momentos. Un método de trabajo que tenía EOC S.A en 2006 y que se fue alargando en Pozuelo de Alarcón bajo el mandato de Jesús Sepúlveda, exmarido de Ana Mato.
 
Años después, ya en 2011, Competencia señaló y multó a la constructora con 742.975 euros tras destapar un fraude en las licitaciones junto a otras empresas durante 2008 y 2009. Un total de 47 compañías se repartían y fijaban precios en las adjudicaciones públicas y todas con un denominador común: la baja temeraria donde la ganadora del concurso compensaba económicamente al resto de competidores por presentar sus ofertas modificadas.
 
Un modus operandi de la empresa de García Pozuelo que finalizó cuando en 2009 se desvinculó de la compañía. Ahora la empresa, como sucedió con su otra sociedad Constructora Hispánica SA, está controlada por la familia Monje Gutiérrez. Mientras, Susana Monje Gutiérrez, también vicepresidenta del FC Barcelona, es consejera de Assignia Infraestructuras (nombre con el que se rebautizó Constructora Hispánica SA que dejó paralizadas en verano las obras de un colegio en Getafe y que está imputada por el ‘caso Arístegui-De la Serna), su hermano Diego Monje es el apoderado de EOC SA.
 
A pesar de que los problemas de corrupción no han caracterizado esta nueva etapa de la constructora, los conflictos laborales y los impagos están a la orden del día. Recientemente, este noviembre, EOC SA ponía en jaque el futuro de ocho trabajadores de una compañía malagueña al adeudar a la albañilería Herme SL unos 60.000 euros. Algo que también se ha reproducido en Segovia y en Asturias, pero esta vez a sus propios empleados y con huelgas incluidas.
 
Una falta de solvencia económica que choca con lo exigido en los contratos públicos que redacta la Comunidad de Madrid donde los pliegos de condiciones no dejan lugar a dudas: se ha de justificar “anualmente el mantenimiento de la solvencia económica y financiera y, cada tres años, el de la solvencia técnica y profesional”.
 
Mientras tanto la tensión y el tiempo no dejan de correr en el centro público de Las Rozas. “Ahora hay 510 alumnos (que cuando salen al recreo se juntan en un espacio mínimo en obras), el año que viene habrá 750 y necesitamos todo el edificio”, ansía Marta Ferrero. Por ello, el objetivo a más corto plazo para evitar que el día de la marmota se repita y los barracones protagonicen la escolarización pasa porque las obras se reanuden en “enero” como desea el AMPA del IES José García Nieto.
 
Las fotos que aparecen en este artículo han sido realizadas el día 16 de diciembre de 2016 por Marta Ferrero, portavoz del AMPA José García Nieto.
 

Marco González

Periodista o intento, por lo menos. Aprendiendo. Y todo con un mejunje en la cabeza, pero con el periodismo comprometido como pegamento de unión.

Google Plus de Marco González

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.