Año XXV - Madrid, Jueves 08 de Diciembre de 2016

El Sabadell se salva del redoble del ataque bajista a la banca española

El incremento de cortos más sensible tras dos semanas especialmente agitadas para el sector financiero europeo se ha producido en el Popular.

Menéame
Enviar noticia por mail
Banco Sabadell
Banco Sabadell
/ • 09:23

Los bajistas han regresado con fuerza al sector financiero español. Las dudas sobre la solvencia de Deutsche Bank que han golpeado a toda la banca europea han empujado a los cortos a redoblar posiciones a la espera de que la tendencia bajista se mantenga. Solo uno de los cotizados españoles esquiva el ataque: Banco Sabadell.
 
A contracorriente de lo que ha ocurrido en el resto del sector, los cortos han descendido en Banco Sabadell en las dos últimas semanas, tiempo que transcurre entre un conteo de bajistas y otro de los que lleva a cabo la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En sus registros figura cómo las apuestas contra la gráfica de precios del vallesano han caído del 2,95% de su capital al 2,36% en esta última revisión, sin que ningún inversor individual sobrepase el umbral del 0,5% en solitario.
 
Muy distinto es el escenario que presenta Popular. El banco que preside Ángel Ron vuelve a marcar récord de presión bajista al tener ya un 6,71% de su capital social tomado por los cortos. Esta cifra, además de suponer un notable engorde desde el 4,97% de la quincena pasada, se traduce en más de 293 millones de euros apostados en contra de su ya marcadamente bajista desempeño bursátil. Aquí sí son varios los fondos que superan el umbral del 0,5% que los obliga a revelar su identidad, tres concretamente y conocidos de la especulación sobre cotizadas españolas: AQR Capital Management (1,92%), Marshall Wace (1,05%) y Oceanwood Capital (0,51%).
 
Tanto en Bankinter como en Bankia, las posiciones bajistas también se han multiplicado en las últimas sesiones, pero a un ritmo mucho más comedido. En ambos casos, el incremento ha sido de 10 puntos básicos con respecto al registro anterior. En el primero, su presión alcanza ahora a un 0,90% de su capital social, cifra que en cualquier caso queda por debajo de lo que marcaba a comienzos de septiembre y que encabeza el fondo Arrowstreet Capital (0,70%). En el nacionalizado heredero de Caja Madrid, el protagonismo de los cortos llega al 0,80% de su accionariado, de nuevo con el mismo nombre propio encabezando el grupo, que en este caso acumula un 0,50% en posiciones bajistas.
 
Más suave aún ha sido el incremento de apuestas especulativas en BBVA, que ha visto a los cortos pasar del 0,40% al 0,48% en las últimas dos semanas. Esta posición es fruto de la suma de las pequeñas apuestas bajistas superiores al 0,2% que se ciernan sobre su capital, pues este es el umbral mínimo que la CNMV considera a la hora de realizar sus periódicos recuentos de inversión en corto.
 
Al margen de esta tendencia generalizada se queda también Banco Santander. Sin embargo, no corre tan buena fortuna como el catalán. En el caso del presidido por Ana Botín, los cortos permanecen invariables en el 0,21% de su capital social, lo que se traduce en 122,7 millones de euros apostados contra su evolución en Bolsa atribuibles a un único inversor. Esta posición se mantiene sin cambios desde el pasado 16 de octubre en los registros del supervisor bursátil.

info

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar