www.elboletin.com

Grecia dice ‘ya basta’ a las exigencias de Bruselas

Alexis Tsipras, primer ministro de Grecia
Alexis Tsipras, primer ministro de Grecia
El Ejecutivo de Alexis Tsipras asegura que no puede llevar a cabo más recortes sobre una población que lleva años sufriendo los peores efectos de la crisis.
Grecia vuelve a encontrarse con la misma espada de Damocles que pende sobre su cabeza desde que comenzó la crisis hace ocho años: aceptar el recorte de determinados gastos públicos a cambio de inyecciones de liquidez procedentes de Bruselas o atenerse a las consecuencias.
 
Una espada de Damocles que bien podría considerarse como una especie de ‘chantaje’ por parte de las instituciones europeas. Así lo considera al menos gran parte del pueblo griego y de su Gobierno, que vuelve a decir ‘ya basta’ a las exigencias de Bruselas.
 
Grecia se enfrenta a una serie de reembolsos de deuda en los próximos meses, con un importante vencimiento de 7.000 millones de euros previsto para julio. El gobierno de Alexis Tsipras necesitará una inyección de efectivo del rescate para cumplir con sus obligaciones en el verano. Eso ha acelerado la presión sobre los acreedores y Atenas para encontrar un acuerdo a finales de este mes.
 
Europa insiste en que Tsipras debe llevar a cabo recortes y reformas más profundas que las realizadas hasta ahora. Sin embargo, el Ejecutivo heleno asegura que no puede realizar más recortes sociales a una población que ha visto perder trabajos, subsidios y poder adquisitivo de manera drástica en los últimos años.
 
Recordar que a estas alturas, el 52% de los hogares griegos depende exclusivamente de las pensiones, el 15% de la población sigue viviendo en la extrema pobreza, el 70% de los sinhogares de Atenas lo es desde los últimos 5 años y la drogadicción y la prostitución se han disparado.
 
A pesar de las promesas y teorías financieras de que la austeridad y el recorte en el gasto público iba a sanear las cuentas de los países y mejorar la vida de sus ciudadanos, Grecia debe ahora mismo cerca de 320.000 millones de euros, casi el doble de su Producto Interior Bruto y más de 100.000 millones de lo que debía hace un año y medio.
 
Por eso Tsipras ha dicho “ni un recorte más”. Aunque lo acaecido después del referéndum de julio de 2015 no es un antecedente esperanzador para la población griega.  
 
El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, asegura estar "esperanzado" de que el Ejecutivo de Tsipras y los acreedores (Bruselas y FMI) lleguen a un acuerdo político antes de la reunión de los ministros de Economía de la zona euro del próximo lunes.
 
La espada vuelve a estar sobre la cabeza. Y es probable que se mantenga ahí, inmóvil, por mucho tiempo.

Ander Cortázar

Periodista

Google Plus de Andre Cortazar

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.