PUBLICIDAD
Publicidad Sabadell
Año XXV - Madrid, Lunes 05 de Diciembre de 2016

Empieza 2014 sin ningún banquero en el banquillo de los acusados por el escándalo de las preferentes

La Audiencia Nacional ha dado vía libre al juez Andreu para investigar al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa y al resto de directivos de la entidad por la emisión de las preferentes.

Menéame
Enviar noticia por mail
Afectados por las preferentes
Afectados por las preferentes
/ • 12:33

Casi 700.000 familias españolas se han visto afectadas de un modo u otro por el escándalo de las participaciones preferentes emitidas por las antiguas cajas, y, si bien muchas de ellas han ido recuperando su dinero bien a través de los arbitrajes bien a través de la vía judicial, llama la atención que por el momento ningún gestor se haya visto obligado a sentarse en el banquillo de los acusados por colocar entre los pequeños ahorradores este producto complejo.

La Justicia española vuelve a dar muestras de su extrema lentitud, aunque los pasos dados en las últimas semanas parecen apuntar a que algunos banqueros podrían verse obligados a sentarse en el banquillo por la colocación de participaciones preferentes, un trance por el que algunos de ellos ya se han visto obligados a pasar por otros aspectos como las indemnizaciones millonarias, de momento sin muchos frutos.

Así, la semana pasada, el Juzgado de Instrucción 3 de Mataró (Barcelona) ordenó la imputación de la cúpula directiva de Caixa Laietana una de las cajas integrantes de Bankia- por la emisión de preferentes. El próximo 22 de enero deberán comparecer los imputados, entre los que se encuentran Pere Antoni de Dòria, exdirector general de la entidad, y Josep Ibern, que lo sucedió en el cargo y posteriormente fue presidente de la caja.

El juez Jorge Juan Simarro ordenó a Caixa Laietana que aporte “toda la documentación que tenga relación con la comercialización” de las participaciones preferentes y la deuda subordinada. El magistrado también envió una solicitud al juez Fernando Andreu, titular del juzgado central de instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, que tiene abierta una investigación sobre la venta de preferentes por parte de Caja Madrid, para poder valorar la posibilidad de inhibir las presentes diligencias al juzgado central en caso de que haya “conectividad” entre los dos procedimientos.

Sólo diez días antes de conocerse las imputaciones en Caixa Laietana, la Audiencia Nacional dio vía libre para que Andreu siguiese adelante con la investigación del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa y el resto de consejeros de la entidad.

No obstante, su investigación deberá limitarse a “la planificación llevada a cabo desde los órganos directivos” de las cajas para “ocultar o retrasar” con estos productos la situación de insolvencia en la que se encontraban. Fuera del caso Bankia queda “todo lo referente a la adquisición y case” de las preferentes en las sucursales de las siete entidades fusionadas.

Por ahora, se mantienen al margen de las investigaciones a causa de las preferentes (no así se sus sueldos y pensiones) los exdirectivos de Novagalicia y CatalunyaCaixa, las otras dos entidades nacionalizadas, y en las que también quedaron atrapados multitud de pequeños ahorradores.

En total, Bankia, Novagalicia y CatalunyaCaixa, los tres grupos de cajas nacionalizados por el Estado, tenían en circulación algo más de 4.500 millones de euros en participaciones preferentes emitidas por las cajas de ahorros que las conformaron. Para paliar a su situación, el Gobierno puso en marcha un proceso de arbitrajes, que no obstante ha sido incapaz de dar solución a todos los afectados.

En Novagalicia el proceso de arbitraje comenzó el 20 de julio de 2012 a instancias del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Las aceptaciones por parte de la entidad finalizaron el pasado 17 de junio y el proceso está finiquitado, por lo que es la única en la que las cifras son ya las definitivas. El banco gallego admitió 37.688 solicitudes de arbitraje, un 64% del total recibidas, lo que se traduce en que unos 19.800 clientes que solicitaron el arbitraje quedaron fuera del proceso y han tenido que soportar la quita impuesta por el FROB.

En CatalunyaCaixa, la Agencia Catalana del Consumo (ACC) anunció en noviembre que finalizó la primera fase de los arbitrajes, iniciada en julio de 2012, con un total de 11.410 laudos, todos a favor de los reclamantes. No obstante, la ACC ha recibido 25.236 reclamaciones y 9.949 consultas relacionadas con este ámbito, por lo que aún queda un 55% de los afectados a la espera. Dado el volumen de reclamaciones todavía pendientes de tramitación, la agencia abrirá una nueva fase de arbitrajes, pero los estafados deberán esperar hasta enero para que se inicie.

En Bankia, los últimos que se pusieron en marcha, se presentaron un total de 183.104 solicitudes de arbitraje, y de momento el experto independiente ha dado una opinión favorable en 132.969 casos, por lo que de momento un 72,6% de los afectados recuperarán su dinero a través de este proceso.

info

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar