PUBLICIDAD
Publicidad Sabadell
Año XXV - Madrid, Viernes 09 de Diciembre de 2016

Unicaja intenta meter la tijera en los sueldos de la plantilla antes de cerrar la fusión con Ceiss

Unicaja vuelve a plantear a los sindicatos la necesidad de acometer un plan de ajuste salarial para reducir los costes laborales en un 20% en los próximos dos años.

Menéame
Enviar noticia por mail
Sucursal de Unicaja
Sucursal de Unicaja
/ • 09:07

Tras más de un mes aparcadas, Unicaja ha retomado las negociaciones con los sindicatos con la intención de lograr un ahorro de los costes laborales de un 20% para los próximos dos años (unos 51 millones de euros en términos absolutos). La negociación se produce en plena recta final del proceso de fusión con Ceiss, aún en el aire ante el rechazo frontal de los afectados por las preferentes de la castellana.

La semana pasada, el presidente de Unicaja, Braulio Medel, se reunió con los sindicatos, a los que trasladó la necesidad de acometer “sí o sí” este ahorro de los costes laborales de un 20%, según señala la sección sindical de UGT en Unicaja en una circular.

La tesis de la entidad es que con prejubilaciones no es suficiente para alcanzar el objetivo de ahorro de costes, teniendo en cuenta además que no podría asumir el coste de las mismas tras la reforma llevada a cabo por el Gobierno la pasada primavera, señala este sindicato. Por ello, apuesta por aplicar una rebaja salarial de la plantilla, que cuenta con la oposición unánime de los representantes de los trabajadores.

Ante la propuesta bajada de sueldos, los sindicatos ofrecen alternativas basadas en medidas coyunturales y reversibles “que son perfectamente asumibles por la entidad si lo que de verdad se quiere es reestructurar la plantilla mediante prejubilaciones y medidas voluntarias”, apunta por su parte CCOO en otra circular. El sindicato considera que la dirección de Unicaja sigue “sin convencernos con datos fidedignos de la necesidad de que una entidad saneada reduzca la nómina de sus trabajadores, máxime cuando los costes medios de éstos son de los más bajos del sector”.

La negociación para el nuevo recorte salarial se produce en un momento crítico de la fusión entre Unicaja y Ceiss, tras más de dos años de negociaciones. En concreto, la entidad malagueña decidió ayer prorrogar hasta el 10 de enero el plazo de aceptación de la oferta de canje presentó a los antiguos titulares de preferentes y deuda subordinada de la castellana, que en principio terminada este viernes.

Si Unicaja no recibe la aceptación del 75%, podría retirar su oferta de compra, lo que dejaría a Ceiss al borde de la nacionalización. No obstante, frente a la oposición de los afectados por las preferentes, la entidad sí contaría ya con la aceptación de la mayor parte de los inversores mayoristas.

info

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar