Zimbabue reintroduce el uso de divisas extranjeras en las transacciones internas a causa del coronavirus

El presidente de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno de Zimbabue ha anunciado la reintroducción de divisas extranjeras para las transacciones internas, algo que fue prohibido en junio de 2019, en medio de la pandemia de coronavirus.

El presidente del Banco de Reserva de Zimbabue (RBZ), John Mangudya, ha indicado que «hará más fácil para las transacciones públicas» el uso de «fondos libres para pagar bienes y servicios en moneda local».

«Esta intervención tiene en cuenta el acceso limitado del país a las finanzas extranjeras, lo que afecta negativamente al equilibrio de la balanza de pagos del país», ha argüido.

En este sentido, Mangudya ha destacado que «ha suspendido el sistema de tasa de cambio flotante» para «dar mayor certeza en los precios de bienes y servicios».

«En su lugar, el banco, con efecto inmediato, ha adoptado una tasa fija de cambio a nivel interbancario de 25 dólares zimbabuenses por cada dólar estadounidense», ha detallado.

Mangudya ha confirmado además que ha reducido su tasa de préstamo del 35 por ciento al 25 por ciento «con la expectativa de que los bancos hagan lo mismo y ajusten sus tasas de préstamo para satisfacer las necesidades de sus clientes, afectados negativamente por la pandemia».

Asimismo, ha desvelado que se ha acordado con el sector bancario «suspender el incremento de las comisiones relacionadas con los pagos electrónicos durante estos tiempos difíciles».

PROHIBICIÓN DE DIVISAS EXTRANJERAS
El RBZ reintrodujo el dólar zimbabuense el 24 de junio de 2019, poniendo fin a una década de dolarización. El país había abandonado su propia moneda en 2009 a causa de la hiperinflación.

Los bancos de Zimbabue comenzaron a operar en febrero con sus clientes usando la nueva moneda conocida como «Dólares RGTS» –una combinación de billetes y dinero electrónico– como previa a su incorporación al sistema interbancario.

Esta moneda pretende emerger como sustituto del actual bono zimbabuense, no exactamente una moneda propiamente dicha sino un instrumento vinculado al dólar.

Posteriormente, el RBZ empezó a entregar en noviembre las nuevas monedas de dos dólares y los billetes de dos y cinco dólares zimbabuenses, en un proceso que tenía previsto inyectar mil millones de dólares durante los siguientes seis meses.

El presidente de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa, resaltó el 7 de junio de 2019 que el país africano debía contar con una nueva moneda antes de final de año para lograr mejorar su situación económica y controlar la inflación.

«En 2009 nuestra economía colapsó y adoptamos una cesta de divisas, pero ningún país puede funcionar de forma adecuada sin su propia moneda», sostuvo. «No podemos seguir avanzando sin nuestra propia moneda», argumentó.

CRISIS ECONÓMICA
Zimbabue atraviesa una grave crisis económica que ha tenido un grave impacto en el sistema sanitario del país, lo que ha hecho temer el golpe que pueda suponer la pandemia de coronavirus.

Durante la jornada del miércoles, trabajadores médicos iniciaron una huelga para denunciar la falta de equipos de protección para atender a los casos sospechosos de padecer coronavirus.

«Nuestros miembros se ven expuestos al virus durante su trabajo. Hemos dejado de lado las herramientas reclamando trajes de protección al Gobierno», dijo Tawanda Zvakada, de la Asociación de Doctores de Hospitales de Zimbabue.

Asimismo, la Asociación de Enfermeros de Zimbabue afirmó que «todas las enfermeras ponen fin a sus actividades» hasta que se satisfagan sus demandas, según informó la agencia alemana de noticias DPA.

CINCO CASOS Y UN FALLECIDO
La secretaria permanente de Salud y Atención Infantil zimbabuense, Agnes Mahomva, ha elevado este viernes a cinco el número de casoso totales en el país, tal y como ha recogido el diario ‘The Herald’.

El Gobierno de Zimbabue confirmó el lunes el primer fallecido en el país por la pandemia, un conocido presentador de televisión de 30 años que dio positivo tras volver de un viaje a Estados Unidos.

Mnangagwa declaró el 17 de marzo el estado de desastre nacional por el coronavirus y aplazó las celebraciones por el aniversario de la independencia, previstas para el 18 de abril.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidió la semana pasada a los países africanos que «despierten» ante la amenaza que supone el coronavirus y «se preparen para lo peor».

Por su parte, John Nkengasong, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de la Unión Africana (UA), señaló el lunes que el continente ha pasado de hacer frente a una «amenaza inminente» a un «desastre inminente» a causa de la pandemia.

«En este sentido, el banco está en contacto con los operadores de las redes móviles para garantizar que reducen sus comisiones por las operaciones bancarias desde móviles para promover la banca electrónica, lo que va en línea con el distanciamiento social», ha remachado Mangudya.