UGT denuncia al Gobierno ante Europa por los bajos costes del despido en España

El secretario general de la Unión General de Trabajadores, Pepe Álvarez Suárez, ha comparecido ante la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica.

El secretario general de la UGT, Pepe Álvarez Suárez, en una comparecencia en el Congreso. (Foto: Congreso)

El vicesecretario general de Política Sindical de UGT, Mariano Hoya, y el secretario confederal, Fernando Luján, han anunciado este martes la reclamación colectiva interpuesta por el sindicato ante el Comité Europeo de Derechos Sociales por el precio “asequible y nada disuasivo” del despido en España.

En declaraciones previas a la celebración del 3º Comité Confederal de UGT, los representantes del sindicato han manifestado que el actual sistema español de despido incumple “de manera manifiesta” lo consignado en el artículo 24 de la Carta Social Europea y el Convenio 158 de la OIT.

“La norma española se debe adecuar a la legislación internacional porque, de lo contrario, se dejará a las empresas vía libre a decisiones caprichosas, arbitrarias e injustificadas contra las personas trabajadoras”, han advertido, recoge Europa Press.

De esta forma, han recordado que la reforma de 2012 disparó la temporalidad, redujo los salarios y aumentó la brecha de desigualdad. Además, al reducir la indemnización, eliminar los salarios de tramitación y disminuir la intensidad de las causas del despido, se estaba fomentando “acudir a vías extintivas aparcando figuras más protectoras con el empleo y con las personas”.

“Las sucesivas reformas laborales han convertido el despido injustificado en libre y escasamente pagado”, ha denunciado el sindicato. Según UGT, la actual normativa española reguladora del despido no ampara a la persona trabajadora frente a decisiones arbitrarias, sin causa real, donde la empresa no tiene que hacer el mínimo esfuerzo por probar la causa que dice para justificar la extinción.

Por ello, han afirmado la necesidad de cumplir con la normativa internacional vigente y “mantener el derecho del trabajo como elemento fundamental de cohesión social”.

Para UGT, la reforma laboral acordada por los interlocutores sociales y el Gobierno apuesta por el empleo estable, protegiendo lo que está insuficientemente protegido. Pero considera que aún queda la segunda parte, la que contiene elementos tan importantes como el despido. “Hay que abordarlo de manera inmediata en la mesa de diálogo social”, ha urgido.