UGT cree que la regulación del teletrabajo es «una necesidad objetiva»

El secretario general de la Unión General de Trabajadores, Pepe Álvarez Suárez, ha comparecido ante la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica.
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha defendido que la regulación del teletrabajo es «una necesidad objetiva», ya que durante el confinamiento miles de trabajadores lo han empleado en sus casas y con sus propios medios.

Álvarez ha destacado que son las empresas las encargadas de asumir todos los materiales que el trabajador necesite en su casa, no solo la conexión a Internet, sino también la propia situación de las viviendas, que considera que «no siempre cumplen con las condiciones requeridas de seguridad y salud».

Por ello, para el sindicalista es «importante» que haya una ley que lo regule, sobre todo dejando claro la jornada laboral a desarrollar durante el teletrabajo y defina otros aspectos más concretos que se trasladen a la negociación colectiva.

Asimismo, Álvarez cree que son los convenios sectoriales y de empresa los que tienen que plasmar toda la realidad de esta forma de trabajo a distancia, así como el funcionamiento del mismo.

Según el anteproyecto de ley de trabajo a distancia elaborado por el Ministerio de Trabajo y recogido por Europa Press, que se encuentra en audiencia pública, las empleados que teletrabajen tendrán derecho al «horario flexible» y podrán «alterar» dicho horario respetando la normativa sobre tiempo de trabajo y descanso, salvo en el caso de los tiempos de disponibilidad obligatoria o los límites que se hubieran acordado.

El texto normativo también recoge que los costes que conlleve para el trabajador el desarrollo del trabajo a distancia deberán ser sufragados en su «totalidad» por la empresa.