Trump hace de la búsqueda de la vacuna frente al coronavirus su particular Proyecto Manhattan

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante la rueda de prensa del grupo de trabajo del coronavirus en la Casa Blanca
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha considerado que el desarrollo de la vacuna contra el nuevo coronavirus es el mayor proyecto científico desde la Segunda Guerra Mundial, cuando se fabricaron las primeras bombas atómicas, y ha afirmado que Estados Unidos saldrá adelante con o sin ella.

«Nadie ha visto nada como lo que estamos haciendo en este país desde la Segunda Guerra Mundial. Increíble», ha dicho Trump desde los jardines de la Casa Blanca, rodeado de científicos y funcionarios implicados en este proyecto, en el que entrarán en juego actores públicos y privados.

Trump ve posible tener la vacuna este mismo año, antes de lo que han sugerido sus principales asesores, y en cualquier caso ha defendido la necesidad de reanudar la actividad económica. «Con vacuna o sin ella, hemos vuelto», ha dicho el mandatario, confiado en que, aunque no haya avances, Estados Unidos aguantará y el virus simplemente «se irá».

Trump ha negado que Estados Unidos esté actuando por su cuenta en esta tarea –«no tenemos ego», ha alegado– y ha dicho que colabora «con muchos países diferentes» en busca de un objetivo común, en el lanzamiento formal de la denominada ‘Operación Velocidad Máxima’ para hallar la vacuna.

Al frente de esta operación estará el responsable del Mando de Materiales del Ejército, Gustave Perna, un general de cuatro estrellas. El principal objetivo es concluir en cuestión de meses un proceso que habitualmente puede tardar varios años.

PASOS EN NUEVA YORK

Estados Unidos es el lugar del mundo más afectado por la pandemia de coronavirus y suma más de 1,4 millones de casos y más de 86.000 muertes. El estado de Nueva York, principal foco en el país norteamericano, ha comenzado este viernes su progresiva reapertura, que por ahora no afecta a la ciudad homónima.

El gobernador, Andrew Cuomo, ha autorizado la reanudación de ciertas actividades en zonas del centro y del norte del estado, alejadas del gran núcleo poblacional. La ciudad de Nueva York y otras regiones que siguen registrando datos preocupantes seguirán con los controles actuales al menos hasta el 28 de mayo.

Cuomo ha avisado de que «se espera ver un incrementode casos» en algunas zonas, por lo que ha apuntado que las autoridades pueden verse obligadas a dar pasos atrás. En cambio, si el brote sigue bajo control después de dos semanas, estas áreas podrán pasar a una segunda fase.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish