Cómo fortalecer tus contraseñas ante casos como el de Yahoo

Yahoo
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los expertos de Sophos Iberia recomiendan actualizar a menudo las claves y no repetir contraseñas en distintos servicios. Yahoo reconoció la semana pasada haber sufrido el mayor ‘hackeo’ de la historia: el robo 500 millones de cuentas. Ataques como este ponen de manifiesto la vulnerabilidad del ecosistema digital y la importancia de tomar medidas en materia de seguridad. “Incluso las compañías más grandes siguen siendo víctimas de ciberdelitos que buscan conseguir información proporcionada por los usuarios al crear un perfil, incluir su contraseña, fecha de nacimiento o preguntas de seguridad”, apunta al respecto Pablo Teijeira, Director General de la compañía de soluciones de seguridad informática Sophos Iberia.
 
Hay que tener en cuenta que “los cibercriminales son expertos en utilizar dicha información para llevar a cabo fraudes a mayor escala, por lo que las consecuencias del ataque pueden extenderse más allá del simple correo electrónico”, añade Teijeira, que ha facilitado una serie de consejos que ayudan a proteger los datos personales y anticiparse a cualquier posible amenaza:
 
En primer lugar, desde Sophos Iberia recomiendan a los usuarios de la compañía púrpura cambiar su contraseña de inmediato, así como en el caso de otros servicios en el que se usen la misma clave que en Yahoo. “Los cibercriminales utilizan diversas herramientas para rastrear las contraseñas reutilizadas en sitios web más valiosos”, explican los expertos.
 
Pero sus recomendaciones van más allá de los servicios de Yahoo y las consecuencias del histórico ‘hackeo’ conocido hace unos días. Para evitar sustos, Sophos Iberia insiste en que se deben crear “contraseñas poco intuitivas y diferentes para cada sitio”.
 
Además, para fortalecer las claves deben usarse mayúsculas, minúsculas, números y símbolos. De esta forma, las contraseñas sean más difíciles de ‘hackear’, por lo que resultan más seguras. Pero para ello no es aconsejable confiar ciegamente en los medidores de seguridad de contraseñas, pues “son imprecisos y poco fiables”.
 
Es también importante actualizar de forma periódica tanto las contraseñas como el gestor de las mismas y las preguntas de seguridad, sobre todo si se detectan fugas de información que podrían afectarte. “Incluso las fugas de años atrás pueden suponer un peligro en la actualidad”, apuntan los expertos en seguridad.