Yahoo confirma el gran ‘hackeo’, que ha afectado a 500 millones de cuentas

Yahoo
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La compañía púrpura acusa a un grupo «apoyado por un Estado» de estar detrás del ataque. Yahoo ha confirmado finalmente las informaciones que apuntaban que el ‘hackeo’ sufrido por la compañía habría sido uno de los mayores de la historia, aunque la realidad es aún más grave que la adelantada por el medio Recode: se han robado 500 millones de cuentas y no 200 millones como aseguraba el medio.
 
La compañía púrpura ha tenido que reconocer la filtración masiva que ha dejado al descubierto los datos privados de los usuarios y ha acusado de estar detrás del ataque a un grupo probablemente ligado a un Estado.
 
“Hemos confirmado que una copia de parte de la información de algunas cuentas ha sido robada a finales de 2014 por alguien que, según creemos, fue un actor apoyado por un Estado”, asegura la tecnológica en un comunicado, en el que explica además que los datos filtrados incluirían direcciones de correo electrónico, números de teléfono, fechas de nacimiento y contraseñas, pero no datos relativos tarjetas y medios de pago o información de cuentas bancarias.
 
Además, recomienda a los usuarios cambiar su contraseña especialmente aquellos que no han modificado su clave desde 2014. Según informa, ya ha empezado a avisar a los posibles afectados y ha tomado nuevas medidas en materia de seguridad.
 
El nuevo desastre para Yahoo llega en pleno proceso de venta de gran parte de su negocio a Verizon. El ‘hackeo’ se conoció a principios del mes de agosto, poco después de que la empresa de telefonía móvil estadounidense acordara pagar 4.830 millones de dólares (más de 4.300 millones de euros). Por esas fechas un ‘hacker’ que se se hacía llamar Peace aseguró que estaba intentando vender millones de cuentas de usuarios del servicio por más de 1.800 dólares (unos 1.600 euros).
 
Verizon podría aprovechar por tanto este fallo de seguridad para pedir a Yahoo una rebaja en el precio pactado.