www.elboletin.com
Edición testing    30 de noviembre de 2020

Hospitales de Aguirre

Madrid

La “cláusula del 1%” con la que operaba presuntamente Aguirre en los hospitales madrileños para financiar al PP es un caso más en una sanidad ya muy dañada.

Francisco Lobo tiene el honor de ser el primer cesado por corrupción de un gobierno de coalición en la Comunidad de Madrid. La trama Púnica ha golpeado de lleno tanto a la Consejería de Sanidad, de donde era secretario general técnico este imputado y despedido, como a la sanidad madrileña por la gestión de Esperanza Aguirre.

Púnica

El auto de imputación señala que Aguirre, Granados, González y Lamela incluyeron “la cláusula del 1%” por la que las constructoras tenían que pagar por la adjudicación.

Esperanza Aguirre se valió de la construcción de hospitales para desviar fondos públicos a su partido. Así lo indica el auto de imputación que ha escrito el juez Manuel García Castellón. De hecho, dos exconsejeros de Sanidad como Manuel Lamela y Juan José Güemes también están siendo investigados en el ‘caso Púnica’.

Privatización

La UTE Analiza Sociedad de Diagnóstico presenta la oferta más baja que supone realizar el servicio por 1,2 millones de euros menos que en la actualidad y de lo presupuestado en el nuevo contrato.

La externalización de los análisis clínicos de los llamados ‘hospitales de Aguirre’ continúa paso a paso. Casi al mismo ritmo que avanza el descenso del precio para realizar el servicio. En un primer momento fue la Comunidad de Madrid quien tiró el presupuesto anual y ahora el turno es de las empresas.

Madrid

Los trabajadores presentan un recurso contra los pliegos que mantienen la externalización del servicio durante los próximos cuatro años y por menor precio que en la actualidad.

La plantilla de los laboratorios de análisis clínicos se ha plantado contra la Comunidad de Madrid. Ya lo hizo hace meses. Pero ahora la oposición se ha intensificado tras el paso firme de la Consejería de Sanidad de mantener la privatización del servicio que se ofrece a los conocidos como nuevos ‘hospitales de Aguirre’.

Madrid

La Asamblea de Madrid finaliza su investigación sobre el Plan de Infraestructuras 2004-2007 con duras conclusiones sobre la gestión sanitaria de Esperanza Aguirre.

Corría el año 2003 cuando la Comunidad de Madrid, dirigida por Esperanza Aguirre, ponía su vista en la sanidad madrileña. El Gobierno del PP daba vida al Plan de Infraestructuras 2004-2007, con el que buscaba construir siete nuevos hospitales públicos pero cuya concesión de la construcción y la gestión de los servicios no sanitarios caía en manos privadas.

Privatización

Los pliegos del nuevo contrato que mantendrá la privatización de los análisis clínicos valorarán únicamente que se mantenga a la plantilla. Los trabajadores lamentan la decisión.

La Comunidad de Madrid ya ha dado el primer paso para continuar la privatización de los análisis clínicos de la sanidad madrileña. El Consejo de Gobierno ha autorizado este martes los 78,5 millones de euros del concurso público que servirá para mantener la gestión del Laboratorio Clínico Central en manos privadas durante los próximos cuatro años.

Privatización

Trabajadores, sindicatos y oposición coinciden en que “es el momento de revertir” la privatización, ahora que acaba el contrato que firmó Esperanza Aguirre.

Cuando queda poco más de dos meses para que finalice el contrato que privatizó los análisis clínicos de los llamados ‘hospitales de Aguirre’, la Comunidad de Madrid se está quedando sola con sus planes hacia estos laboratorios. El Gobierno de Ángel Garrido, tal y como publicó EL BOLETÍN, desveló que prolongaría la privatización y ahora trabajadores, sindicatos y oposición luchan para que se dé marcha atrás a esta idea.

Privatización

La plantilla de los análisis clínicos de los ‘hospitales de Aguirre’ alerta de la situación laboral y asistencial que sufre. Garrido “se desentiende” y apuesta por seguir privatizando.

Los laboratorios de análisis clínicos de los llamados ‘hospitales de Aguirre’ en Madrid están sumidos en la incertidumbre ante los planes de la Comunidad de Madrid. El contrato que firmó el Gobierno de Esperanza Aguirre finaliza a finales de 2018 y no hay más noticias que la comunicación de Ángel Garrido al PSOE en una respuesta parlamentaria.

Madrid

Podemos denuncia que el plan sanitario de Aguirre sirvió para eliminar camas y perder profesionales. “No querían más recursos”, resumen.

“Vendieron que iba a haber más recursos y la realidad es al revés”. Este es uno de los resúmenes que lanza Mónica García, portavoz de Sanidad de Podemos en la Asamblea de Madrid, del plan hospitalario que impulsó Esperanza Aguirre. Ahora la estrategia que ejecutó el PP en la Comunidad de Madrid ha sido llevada a la Fiscalía Anticorrupción, pero por el camino ha dejado consecuencias.

Privatización

La Comunidad de Madrid adelanta que sacará un nuevo concurso para encargarse de las pruebas analíticas de los seis hospitales privatizados.

Cuando queda apenas un año para las elecciones autonómicas, la Comunidad de Madrid dejará atada una de las privatizaciones más polémicas de la última década en la sanidad pública. El Gobierno madrileño ha avanzado los planes que se tienen con la gestión de los análisis clínicos de los seis ‘hospitales de Aguirre’: seguirán en manos privadas, tal y como diseñó el antiguo consejero de Sanidad Juan José Güemes.

Sanidad

El PP utiliza este recurso para rechazar revertir los contratos de los ‘hospitales de Aguirre’. “Esto no es Cataluña ni Venezuela”, sentencian porque se estaría atentando a la "legalidad".

Venezuela se ha convertido en un recurso parlamentario cuando los nubarrones llegan a la Asamblea de Madrid. Así sucedió cuando Podemos presentó la moción de censura contra Cristina Cifuentes. Y así ha ocurrido esta semana cuando el debate en el Parlamento madrileño tocaba la privatización sanitaria. Un mantra que cada día coge más peso en sesión parlamentaria al que en las últimas semanas se le ha unido la crisis catalana.

Sanidad

La moción del PSOE ha contado con una enmienda transaccional de Podemos y con la abstención de Ciudadanos.

La Comunidad de Madrid deberá revisar los contratos de los siete hospitales privatizados por Esperanza Aguirre. O al menos así se lo ha ordenado la Asamblea de Madrid. En una moción presentada por el PSOE y que ha contado con una enmienda transaccional de Podemos, la oposición -bajo la abstención de Ciudadanos que ha decantado la balanza- “obliga moralmente” a Cristina Cifuentes a realizar una serie de trabajos en pos de la transparencia y para abrir el debate sobre este cuestionado modelo de gestión.

Sanidad

El PSOE presenta una moción que buscará que la Comunidad de Madrid replantee los contratos que firmó el Gobierno de Esperanza Aguirre.

Los siete hospitales privatizados por Esperanza Aguirre han sido objeto de discusión en numerosas ocasiones en la Asamblea de Madrid. De hecho, una comisión de investigación trató recientemente el canon que diseñó la Comunidad de Madrid para pagar anualmente a las empresas concesionarias la construcción, el equipamiento y los servicios no clínicos de estos hospitales durante 30 años. Un conflicto que vuelve a aterrizar en el Parlamento madrileño.

Sanidad

La Comunidad de Madrid, en una contestación parlamentaria, ha facilitado los datos: mientras los grandes hospitales públicos cerraban una de cada tres camas, estos otros centros solo el 10%.

El fin del verano está cerca. La llegada de septiembre deja atrás el turismo, las clases vacías y los hospitales con camas cerradas. Algo en lo que Madrid tiene experiencia. Pese a que el consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, aseguró que, por primera vez, no se cerrarían zonas de centros hospitalarios a no ser que sean por obras, los trabajadores de los hospitales madrileños desmontaron dicha promesa. La clausura de zonas sigue siendo un tema muy veraniego.

Sanidad

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid señala que lo detectado por la Intervención General es “más que suficiente” para acabar con este modelo de gestión.

El goteo de irregularidades sobre ‘los hospitales de Aguirre’ de gestión privada no ha pasado desapercibido para la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (ADSPM). De hecho, la Marea Blanca ha querido recordar que ellos ya colocaron la sombra de la sospecha sobre estas fórmulas de privatización hospitalarias. Sin embargo, recordar el pasado no ha sido lo único que ha hecho el colectivo.