www.elboletin.com
Edición testing    16 de julio de 2019

Google

Impuesto a las tecnológicas

La Comisión Europea calcula que este gravamen a los gigantes digitales generará ingresos a los países miembros “por valor de 5.000 millones de euros anuales”.

La ingeniería fiscal es una práctica habitual de compañías como Apple o Google para pagar menos impuestos en Europa. Recurren a complicadas estructuras para tributar casi toda su actividad en el Viejo Continente en los países que ofrecen mejores condiciones, como reveló la Comisión Europea en la investigación que llevó al organismo a imponer una histórica multa de 13.000 millones de euros a la empresa de la manzana mordida. Ahora, Bruselas ha dado a conocer sus propuestas para poner fin estos 'tejemanejes' de los gigantes tecnológicos.

Impuestos

La medida de la Eurocámara iría dirigida a la factura digital de las empresas digitales mediante su actividad en línea.

El Parlamento Europeo ha aprobado con mayoría absoluta la propuesta que plantea establecer una base común consolidada del impuesto sobre sociedades y una medida complementaria que fija las bases para un sistema fiscal corporativo armonizado. Aunque la decisión del Parlamento no es vinculante, la Comisión Europea tomará en consideración la resolución.

Impuestos

La Comisión de Hacienda ha aprobado una proposición no de ley que pide más impuestos a los gigantes tecnológicos y que tributen en nuestro país.

El Congreso de los Diputados ha dado un paso adelante para instar al Gobierno a endurecer la fiscalidad a compañías como Google, Apple, Facebook o Amazon en España, a la espera conocer las propuestas que dará a conocer el próximo miércoles la Comisión Europea en materias de impuestos a los gigantes tecnológicos.

Criptomonedas

El gigante de Internet restringirá además los anuncios otros productos financieros no regulados.

Google vetará a partir de junio los anuncios de divisas virtuales, emisiones iniciales de criptomonedas (ICOs) o plataformas de intercambio de estas monedas. Además, restringirá la publicidad de otros productos financieros no regulados o especulativo, como los contratos de diferencias (CFDs).

Gigantes tecnológicos

El ministro galo de Finanzas asegura que las sanciones a los dos gigantes tecnológicos podrían alcanzar “varios millones de euros”.

Francia llevará a Google y Apple a los tribunales por las cláusulas que ambos gigantes imponen a las empresas de desarrollo de software en sus contratos, aprovechando su posición dominante. Durante una entrevista a la emisora de radio gala RTL, el ministro de Economía y Finanzas del país vecino, Bruno Le Maire, anunció que el Estado demandaría a las dos compañías por “prácticas comerciales abusivas”.

Banca Digital

El gigante de Internet asegura que actualmente está trabajando con más de 1.000 socios bancarios en 18 mercados diferentes.

Google presentó recientemente su nuevo servicio de pagos unificados, que aúna Google Wallet y Android Pay, pero el gigante de Internet intenta calmar los nervios de los bancos a señalar que está más interesado en asociarse con ellos que en reemplazarlos.

Internet

Se llama GAFA; es decir, Google, Amazon, Facebook y Apple. Y no puedo defenderlo por los bienes que proporciona, sino censurarlo por los males que conlleva.

La unión de Google, Amazon, Facebook y Apple son el ADN de GAFA. Un monstruo de cuatro cabezas que se extiende por el planeta Tierra y gestiona cada día con más intensidad nuestras vidas creando adicción. He aquí algunos de esos efectos secundarios.

Silicon Valley

Empresas, ingenieros e inversores empiezan a estar cansados de la gentrificación, el tráfico y el coste de vida de La Meca de la tecnología.

Silicon Valley está acabado”. Así titulaba The New York Times hace unos días un artículo en el que se hacía eco del ambiente que se respira en los últimos meses en La Meca de la tecnología: el hartazgo por el elevado coste de la vida, la saturación del tráfico y la gentrificación en la zona Sur de la Bahía de San Francisco. Gigantes como Google y Amazon buscan ubicaciones alternativas al centro neurálgico de la innovación para abrir nuevas sedes y Nueva York se perfila como la opción favorita.

El ranking del día

Que las compañías tecnológicas figuren entre las marcas más valiosas del mundo no es ninguna novedad desde hace años. Lo que sí es una novedad es que acaparen los primeros cinco puestos de este ranking en el que Amazon ha desbancado a Apple y Google.

Las compañías tecnológicas barren un año más en el ranking de marcas más valiosas del mundo que elabora Brand Finance. Sin embargo, el listado correspondiente a 2018 contiene varias novedades respecto a años anteriores, como por ejemplo, que el sector tecnológico acapare por primera vez los cinco primeros puestos.

Renta básica

El 'think tank' británico Royal Society of Arts propone una renta básica de 5.000 libras anuales durante dos años para todos ciudadanos de Reino Unido menores de 55 años.

El debate sobre la renta básica universal se ha encendido en los últimos años impulsado por el temor al impacto de la robotización en el empleo y por la puesta en marcha en Finlandia de uno de los primeros experimentos al respecto a comienzos de 2017. La idea está tomando fuerza en Reino Unido, donde el 'think tank' británico Royal Society of Arts acaba de publicar un estudio en que aboga por un ingreso inherente a los ciudadanos para hacer frente a la inseguridad económica, “uno de los problemas centrales de nuestro tiempo”.

Bolsa

El gigante del comercio 'online' ha cerrado por primera vez por delante de la empresa de software en valor bursátil.

Amazon ha 'cazado' a Microsoft en Wall Street. Aunque la compañía de comercio electrónico ya había superado en capitalización bursátil a la empresa fundada por Bill Gates durante unos instantes la semana pasada, ayer fue la primera vez que logró cerrar la sesión por encima.

Impuestos

El Departamento que dirige Cristóbal Montoro busca una fórmula para gravar a los gigantes tecnológicos mientras se consensúa una tributación a escala internacional.

El Ministerio de Hacienda y Función Pública está estudiando la posibilidad de establecer un impuesto temporal para gravar a compañías como Amazon, Google o Apple que estaría vigente a la espera de que la OCDE consensúe una nueva tributación, a escala internacional, del volumen de negocios que los gigantes tecnológicos obtienen allí donde generan beneficio.

Uber

La batalla legal entre los dos titanes tecnológicos por el desarrollo del coche autónomo ha terminado en acuerdo.

Uber ha conseguido zanjar una de las innumerables polémicas en las que la compañía se ha visto envuelta en el último año. Ha alcanzado un acuerdo con Google que pone fin al litigio por el robo de secretos industriales relacionados con el desarrollo del coche autónomo: la aplicación de transporte pagará 245 millones de dólares (unos 200 millones de euros) al gigante buscador, que exigía en principio 1.900 millones (más de 1.500 millones de euros) por los daños causados.

Redes sociales

“Nuestra sociedad está siendo secuestrada por la tecnología”, advierte un grupo de ingenieros de Silicon Valley, entre ellos, el creador del botón 'Me gusta' de Facebook.

Google y Facebook “han habilitado inadvertidamente un canal directo para manipular sociedades enteras con una precisión sin precedentes”. Así lo advierten varios ingenieros e ingenieras de Silicon Valley que han tenido anteriormente un papel destacado en el nacimiento y desarrollo de estas compañías, entre ellos, el mismísimo creador del botón 'Me gusta' de la red social, Justin Rosenstein, o Tristan Harris, ex diseñador de 'ética' del gigante buscador.

Resultados empresariales

Alphabet, la matriz del buscador, obtuvo un beneficio de 10.160 millones el año pasado, mientras que los ingresos alcanzaron los 89.000 millones.

El grupo Alphabet, la matriz de Google, registró un beneficio neto de 12.662 millones de dólares (unos 10.160 millones de euros) en 2017, lo que supone un descenso del 35% respecto al año anterior. Las cuentas del gigante de Internet se vieron lastradas por la multa de 2.420 millones de euros impuesta por la Comisión Europea y por las consecuencias de la reforma fiscal de EEUU impulsada por Donald Trump.