www.elboletin.com
Edición testing    2 de julio de 2020

Bancos centrales

Bancos centrales

El BCE deja los tipos de interés en mínimos históricos y mantiene el mensaje de que comenzarán a subir en verano.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha reconocido hoy que se ciernen más riesgos sobre la economía del Viejo Continente, debido en buena parte a los riesgos geopolíticos y a la guerra comercial. Estas incertidumbres, no obstante, son insuficientes por ahora para variar el mensaje del máximo responsable de la política monetaria de la eurozona: los tipos se mantienen en sus mínimos y se espera que comiencen a subir en verano.

Bancos Centrales

El Consejo de Gobierno del BCE celebrará mañana su primera reunión de política monetaria tras el fin de la compra de bonos.

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) celebra mañana jueves su primera reunión de política monetaria del año, la primera también desde que el pasado diciembre finalizó el programa de compra de bonos. Aunque no se esperan cambios en esta cita, Mario Draghi, al que quedan meses en el cargo, podría empezar a sentar las bases de lo que cabe aguardar en un futuro próximo. Dos focos principalmente: las ansiadas subidas de tipos y las subastas de liquidez barata para la banca.

Banco Central Europeo

El Parlamento Europeo desoye a la Defensora del Pueblo y permite al banquero italiano seguir siendo miembro del denominado G30.

El Banco Central Europeo (BCE) acaba de publicar un nuevo código de conducta que afectará a todos los altos funcionarios de la institución, incluyendo a los responsables máximos de la política monetaria. Este nuevo código no impedirá, sin embargo, que el presidente, Mario Draghi, siga acudiendo a las reuniones del denominado ‘Grupo de los 30’ (G30), un selecto club de banqueros de todo el mundo, pese a las insistencias de la Defensora del Pueblo, Emily O’Reilly, para que lo abandone.

Bancos centrales

Hasta ahora, el BCE ha mantenido invariable su mensaje de que la subida de tipos llegará en verano de este año, justo antes de que Draghi deje la presidencia.

El Banco Central Europeo (BCE) hasta ahora ha mantenido invariable su mensaje: una vez finalizadas las políticas no convencionales-es decir, la compra de bonos-, la primera subida de tipos llegará en verano de 2019, justo antes de que el presidente de la institución, Mario Draghi, abandone el cargo. Los mercados monetarios, sin embargo, creen que al economista italiano no le dará tiempo a cumplir su promesa.

Deuda empresarial

Desde junio de 2016, el BCE ha adquirido unos 180.000 millones de euros en deuda empresarial con grado de inversión.

El Banco Central Europeo (BCE) finalizó ayer oficialmente el agresivo programa de compra de activos con el que ha tutelado el mercado durante los últimos años tras adquirir 2,6 billones de euros en bonos. De esta cifra, unos 180.000 millones de euros se corresponden a deuda empresarial, que los hombres de Draghi empezaron a comprar en junio de 2016, y empresas e inversores se encuentran ahora ante el reto de volver a la normalidad.

Bancos centrales

El BCE rebaja las previsiones de crecimiento económico para la eurozona en 2018 y 2019.

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha confirmado el fin del programa de compra de bonos, convertido desde 2015 en uno de los principales motores de la recuperación económica de la eurozona. Aunque todavía queda la ‘pedrea’ de las reinversiones, el adiós de la QE llega en un momento de desaceleración de la economía, como ha reconocido hoy el presidente de la institución, Mario Draghi.

Bancos centrales

Tanto el Banco de España como el Banco de Italia pierden peso en el nuevo reparto de la clave de capital del BCE, mientras el Bundesbank es el más beneficiado.

Tal y como había anticipado el mercado, Italia y España son los grandes perjudicados de la revisión de la estructura accionarial que ha anunciado el Banco Central Europeo (BCE). Eso significa que durante la etapa final del programa de flexibilización cuantitativa –en la que ya no se compran bonos nuevos pero sí se reinvierte a vencimiento- la deuda de ambos países se verá sometida a una mayor presión de los mercados.

Bancos centrales

Un ‘paper’ publicado por el BCE analiza las posibilidades que el uso del big data abre para los bancos centrales.

El big data, entendido como el uso de ingentes paquetes de datos para tomar decisiones estratégicas, es un campo que está “relativamente sin explotar para los fines de la banca central”. Así lo reconocen los economistas Nymand-Andersen y Emmanouil Pantelidis en un ‘paper’ publicado por el Banco Central Europeo (BCE) en el que analizan la posibilidad de utilizar estas herramientas en las decisiones de política monetaria.

Banco Central Europeo

Los inversores temen una avalancha de ventas en la renta fija empresarial propiciada por el fin del estímulo del BCE.

Con la llegada de 2019, el Banco Central Europeo (BCE) se retirará del mercado de deuda empresarial, que ha estado tutelando durante los últimos años. Desde junio de 2016, la institución que preside Mario Draghi ha acumulado 175.000 millones de euros en bonos corporativos, una red de seguridad con la que dejarán de contar unos inversores cada vez más temerosos de un cambio en el ciclo crediticio al que se suman las tensiones por la situación de Italia.

Bancos Centrales

AXA espera más operaciones TLTRO “en la primera mitad del próximo año, para evitar un gran salto en los costes de financiación del sector bancario”.

“Los bancos europeos siguen siendo el principal mecanismo de transmisión de riesgos” en el Viejo Continente. Así al menos lo consideran los expertos de AXA en un informe en el que apuntan especialmente al sector financiero italiano y avisan de que el Banco Central Europeo (BCE) probablemente saldrá de nuevo al rescate con nuevas inyecciones de liquidez.

Bonos verdes

El BCE tiene en su balance unos 6.000 millones de euros en bonos verdes, aproximadamente un 4% de las tenencias totales dentro del programa de compra de activos.

Los bonos verdes, entendidos como aquellos que se destinan exclusivamente a financiar o refinanciar proyectos verdes elegibles, no están fuera del radar del Banco Central Europeo (BCE) y su agresivo programa de compra de bonos, que finalizará este año. De hecho, la institución que preside Mario Draghi se ha hecho con casi un 20% de los ‘bonos verdes’ elegibles para su compra.

Bancos centrales

Los bancos de la zona euro acumularon 739.000 millones de euros en la última ronda de subastas TLTRO del BCE, en marzo de 2017.

Las subastas de liquidez barata del BCE, conocidas como TLTRO por sus siglas en inglés, se han convertido en una de las herramientas esenciales con las que los hombres de Mario Draghi han ayudado a los bancos a salir al paso de los efectos de la crisis y posibles cierres de los mercados como los ocurridos tras la quiebra de Lehman Brothers. Ahora que se acercan los vencimientos, empiezan a sonar voces que piden nuevas subastas.

Criptodivisas

La directora del organismo monetario, Christine Lagarde, anima a la creación de monedas digitales respaldadas por Estados para hacer frente a la disminución del uso de efectivo.

¿Criptomonedas emitidas y controladas por bancos centrales? La directora del FMI, Christine Lagarde, considera que es una buena solución para abordar la creciente caída del uso de dinero en efectivo y para evitar que este tipo de activos virtuales se conviertan en refugio para el lavado de dinero, además de ofrecer mayor seguridad en las transacciones.

Bancos europeos

“Si la gente es recompensada por realizar cosas arriesgadas o poco éticas, no tendrá ningún motivo para parar”, advierte la presidenta del Consejo de Supervisión del BCE.

La presidenta del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Danièle Nouy, ha asegurado que los bancos deberían cambiar sus sistemas de remuneración para premiar el “buen comportamiento” de sus empleados y evitar acciones “poco éticas”.

Banco Central Europeo

El equilibrio de poderes en la eurozona se vuelve a poner a prueba con el relevo en la presidencia del Consejo de Supervisión, actualmente en manos de Danièle Noyu.

Dentro de menos de un año –el 31 de octubre de 2019-, el actual presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, abandonará su cargo. Quién le sucederá en el puesto con la tarea de normalizar la política monetaria dependerá mucho del siempre delicado equilibrio de poderes dentro de los países de la eurozona, por lo que los nombramientos que se vayan conociendo antes despejarán (u oscurecerán) el camino a los candidatos.