Sánchez defiende el tope al gas, pese al alza de la luz, y ve “injusto” el sistema de fijación de precios

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una imagen de archivo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido la excepción ibérica para topar el precio del gas natural para la generación de electricidad, ya puesta en marcha, y ha calificado al sistema europeo de fijación de precios de la energía de “trasnochado e injusto”.

“Mientras conseguimos una reforma estructural a nivel europeo, hemos conseguido un acuerdo muy importante para lograr esa excepción ibérica”, ha puesto en valor el presidente del Gobierno durante su intervención en el acto final de la primera edición del Global Mobility Call, el mayor evento mundial sobre movilidad sostenible que se está celebrando en Madrid.

No obstante, de cara a este viernes, en el tercer día de aplicación de la denominada excepción ibérica para topar el precio del gas natural, el precio medio de la electricidad en el mercado mayorista volverá a subir, con un repunte del 4,15% con respecto a este jueves, acercándose a la cota de los 180 euros por megavatio hora (MWh).

Fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico indicaron que, en ausencia del mecanismo, cuya correcta aplicación está supervisando la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), los precios en España habrían subido hasta el entorno de los 300 euros/MWh, lo que supone unos 33 euros/MWh menos que el precio con la compensación para los clientes de la tarifa regulada, un 11,2% menos.

Pese a todo, el presidente ha asegurado que España seguirá trabajando junto con la Unión Europea para reformar el sistema de fijación de precios de la electricidad, al que ha calificado de “trasnochado e injusto”, recoge Europa Press.

En cuanto al empleo, Sánchez ha destacado, tras conocer los datos avanzados por Seguridad Social de los primeros 15 días de junio, que se han superado los 20.400.000 afiliados a la Seguridad Social y que España ya cuenta con un millón de trabajadores más que antes de la pandemia. “En los últimos seis meses se han creado más de 550.000 empleos y vamos a acabar este mes de junio con más 125.000 empleos más”, ha reiterado el presidente.

Así, Sánchez ha defendido que se está profundizando una tendencia que “ya era positiva” antes de la invasión. “Estamos creando empleo y estamos creciendo desde el punto de vista económico”, ha remarcado. A ello se suma que esta creación de empleo está acompasada de una mayor calidad, gracias a la reforma laboral, y ya casi uno de cada dos contratos firmados son indefinidos.

“Vivimos tiempos de una extraordinaria incertidumbre y estamos atendiendo a lo urgente, que es proteger a las familias y empresas, ante las consecuencias de la pandemia y de la guerra a las puertas de Europa”, ha reconocido el presidente.