Sánchez defiende a Calviño y asegura que fue Casado el que perdió «el respeto y la educación» en el Congreso

Pedro Sánchez y Nadia Calviño

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este jueves a la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, y ha asegurado que fue el líder del PP, Pablo Casado, quien perdió «el respeto y la educación» tras la última sesión de control al Ejecutivo. Así, le ha reclamado también que «arrime el hombro» porque, a su juicio, es lo que pide la ciudadanía en estos momentos.

En una rueda de prensa posterior al Consejo Europeo en Bruselas, Sánchez ha apoyado a la vicepresidente económica que, según el PP, afeó a Casado su tono durante la intervención parlamentaria y le dijo estar «asqueada» por lo que había dicho.

Sánchez ha señalado que fue «toda España» la que pudo escuchar que Casado «perdió el respeto y la educación» en la Cámara Baja. «Lo lamento», ha añadido. En su opinión, los ciudadanos piden políticos «que dejen la descalificación y los exabruptos», «arrimen el hombro» y «trabajen conjuntamente», en un momento «inédito y tan complejo» como el que se está viviendo, «luchando contra la pandemia, consolidando la recuperación económica» o con la gestión de los fondos europeos.

«Fue muy triste el día de ayer. Vi una pérdida absoluta del respeto y la educación. Y cuando se pierde el respeto y la educación, en política como en la vida, se pierde todo», ha zanjado.