Saeta Yield reinicia la remontada tras elevar dividendo

Saeta Yield
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La empresa de renovables Saeta Yield ha anunciado esta mañana un leve incremento del dividendo implícito anual hasta los 0,76 euros por acción, un 1% superior a la cifra anterior y un 8,9% mayor a la retribución inicial en la salida a bolsa, en febrero de 2015. La noticia ha sido recibida por el mercado con alzas superiores al 1%, en una jornada en la que el rojo es el color dominante en la Bolsa española.

Los títulos de la filial de ACS reinician así su remontada bursátil, tras el freno que experimentaron el pasado viernes después de que la compañía comunicara al regulador de los mercados la compra del 100% de Carapé I y II, dos parques eólicos en operación en Uruguay, por un desembolso total de aproximadamente 65 millones de dólares. Supone la primera operación internacional de Saeta.

Precisamente, esta adquisición, junto a la refinanciación de la planta termosolar Manchasol 2, es lo que ha impulsado a la firma a fortalecer su política de retribución a los analistas, pues las dos operaciones han mejorado sus perspectivas “respecto a la evolución de su flujo de caja recurrente”, según ha explicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, la compañía detalla que la refinanciación de Manchasol 2, ubicada en Ciudad Real, “supone un incremento del flujo de caja recurrente anual de la compañía de 4,6 millones de euros, gracias a la reducción del coste financiero de la deuda y al incremento del plazo de devolución”. Por su parte, la adquisición de los activos eólicos uruguayos, que suponen una potencia instalada y en operación de 95 megavatios renovables, “va representar un aumento de los flujos de caja en 8,2 millones de euros, antes de los costes de financiación de la compra”.

La combinación de ambas operaciones elevaría “el flujo de caja recurrente esperado promedio de Saeta Yield hasta los 73,1 millones de euros”, según los pronósticos de la renovable. En su opinión, hay además margen de maniobra “para establecer mejoras en la retribución para el accionista en el futuro”.