¿Qué productos se han encarecido o abaratado en pleno estado de alarma?

Supermercado alimentos precios compras comida
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El índice de precios de consumo (IPC) cayó siete décimas en su tasa interanual en marzo hasta situarse en el 0%, de acuerdo con los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En este comportamiento mucho tuvo que ver la caída en el precio de los carburantes y la electricidad, mientras que por el otro lado los precios de los alimentos se dispararon cinco décimas durante el pasado mes, cuando comenzaron las medidas de confinamiento para luchar contra el coronavirus.

En concreto, entre los grupos que destacaron por su influencia en la disminución de la tasa anual destacó el ‘transporte’, con una variación del –2,4%, más de cuatro puntos por debajo de la del mes anterior, consecuencia de que los precios de los carburantes y lubricantes para el transporte personal y, en menor medida, del transporte aéreo de pasajeros descendieron este mes, mientras que subieron en marzo de 2019.

También pesó sobre el IPC el grupo de la ‘vivienda’, que disminuyó su tasa más de un punto, hasta el –4,8%, debido a que los precios de la electricidad bajaron más este mes que el año anterior, y a que los precios del gasóleo para calefacción disminuyeron este mes, frente al incremento registrado en 2019.

También tuvieron influencia negativa los precios de ‘ocio y cultura’, cuya variación del 0,0%, cuatro décimas inferior a la de febrero, en buena parte por el descenso de los precios de los paquetes turísticos; así como los de ‘hoteles, cafés y restaurantes’, que subieron menos los precios que en marzo de 2019 durante el tiempo que estuvieron abiertos.

En el lado opuesto, los precios de ‘alimentos y bebidas no alcohólicas’ registraron una variación del 2,5%, cinco décimas superior a la de febrero. Destacó en este comportamiento el incremento de los precios del pescado y marisco, que bajaron el año pasado, y la disminución de los precios de las legumbres y hortalizas, menor este mes que en 2019. No obstante, en los últimos 12 meses, la mayor subida registrada dentro del sector de la alimentación es para la carne de cerdo, con una subida del 8,3%. El pescado, tanto fresco como congelado, subió un 7,8% en el mismo período.

También tiró hacia arriba el grupo de ‘comunicaciones’, cuya tasa del 0,7% supuso un aumento de casi un punto y medio respecto a la del mes anterior debido a la subida de los precios de los servicios de telefonía y fax este mes, frente a la estabilidad registrada el año anterior.

Impacto del Covid-19 en el cálculo del IPC

La entrada en vigor del estado de alarma el 14 de marzo estableció que la actividad comercial presencial se redujo únicamente a los establecimientos dedicados a la distribución de productos de alimentación y farmacias. “Esta situación genera un problema sin precedentes en el ámbito del cálculo del IPC”, reconoce el INE en un comunicado, “ya que supone que parte de la cesta de la compra de este indicador no está disponible desde el día 15 de marzo de 2020”.

La agencia recuerda no obstante que la recogida de los precios mediante visita a los establecimientos se realiza a lo largo de las tres primeras semanas de cada mes, por lo que el IPC relativo al mes de marzo que hoy se publica, solo está afectado por la ausencia de algunos precios que se debían recoger en la última semana, y corresponden a productos para los que ya se habían recogido precios en las dos semanas precedentes.

En conjunto, la proporción de precios recogidos es de un 80%, por lo que la calidad del IPC del mes de marzo es similar a la habitual. Los precios no recogidos han sido estimados mediante los métodos habituales utilizados en estos casos, aclara el INE.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA