¿Qué impuestos pagan las empresas? La OCDE constata una caída de Sociedades en todo el mundo

Sede de la OCDE
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El impuesto de sociedades, que grava la renta o el beneficio de las empresas, sigue siendo una “fuente clave de ingresos gubernamentales”, especialmente en los países en desarrollo, a pesar de la “tendencia mundial” de la caída del tipo impositivo en las últimas dos décadas, de acuerdo con un reciente informe de la OCDE.

El informe, que analiza los datos comparables de alrededor de 100 países en todo el mundo, muestra “una clara tendencia a la baja” del tipo general al que se enfrentan las empresas. La base de datos muestra que la tasa legal media ha pasado del 28,6% en 2000 al 21,4% en 2018. Más del 60% de los 94 países para los cuales se dispone de datos en todo el período tenía un gravamen igual o superior al 30% a principios del milenio, mientras que a cierre de 2018 el porcentaje es inferior al 20%.

De este modo, si en 2000 hasta 12 jurisdicciones tenían impuestos de sociedades de al menos un 40%, el año pasado sólo quedaba en la lista La India, y sólo aplica esa tasa a las ganancias distribuidas. A la vez, hasta 12 países se han quedado sin régimen fiscal empresarial o tienen un gravamen del 0%, muestra la OCDE.

Si se analiza por regiones, la caída más significativa es la que han registrado los países de la OCDE, con un descenso de 8,5 puntos, pasando de un tipo medio del 32,2% en 2000 a un 23,7% en 2018. En el caso de España, por ejemplo, el impuesto de sociedades ha pasado en el período del 35% al 25%. El informe de la OCDE muestra además que las tasas impositivas efectivas “a futuro” son generalmente más bajas que los tipos legales, con una reducción de media de 1,1 puntos porcentuales, debido a los incentivos fiscales aprobados normalmente por los gobiernos.

Aun así, el análisis de la institución destaca que los ingresos por el impuesto de sociedades están influidos por muchos factores, por lo que fijarse en el tipo legal “puede ser engañoso”. Si en el año 2000 los impuestos que pagan las empresas suponían un 12% de los ingresos de los países, ese porcentaje se ha elevado al 13,3%. Los impuestos corporativos “siguen siendo una fuente importante de ingresos fiscales para los gobiernos de todo el mundo”, destaca la OCDE, que añade que son “aún más importantes en los países en desarrollo”: en África supone de media un 15,4% de todos los ingresos fiscales, mientras que en Latinoamérica y el Caribe el porcentaje es del 15,4%. En la OCDE, sin embargo, es del 9%.

Si se compara con el PIB, el impuesto de sociedades ha pasado de representar de media un 2,7% a un 3,0%. No obstante, el porcentaje está por debajo del 3,6% que se llegó a alcanzar en 2007. A partir de entonces volvió a bajar “reflejando el impacto de la crisis económica y financiera mundial”, señala la OCDE.