Puig pide una iniciativa de la UE de «la potencia del Plan Marshall tras la II Guerra Mundial»

Ximo Puig
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha trasladado al presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, que el G20 «tiene que tomar medidas de carácter inmediato» ante la «crisis global» del coronavirus y que la Unión Europea debe jugar un «papel fundamental» con una «iniciativa de las mismas características y de la potencia de lo que significó el Plan Marshall después de la Segunda Guerra Mundial» para paliar las «gravísimas consecuencias económicas» que puede tener la crisis. «La Unión Europea no nos puede fallar», ha dicho.

Así lo ha indicado en una rueda de prensa telemática tras participar en la reunión con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el resto de presidentes de las comunidades autónomas celebrada este domingo, donde ha comunicado a Sánchez que cuenta con todo el apoyo de la sociedad valenciana». «Seguro que seremos un ejemplo de responsabilidad», ha remarcado.

Para Puig, en la situación generada por el coronavirus, «Europa se juega su credibilidad, su futuro, el modelo social europeo se juega la posibilidad de fracasar», algo que considera que no se puede permitir. A su juicio, no se puede dar «la misma respuesta que en 2008» con la anterior crisis, sino que debe ser «más fuerte, más poderosa, más contundente y vinculada a las necesidades reales de las personas».

Así, pide que se aumenten las «medidas paliativas» del gobierno y también sea mayor «la respuesta ante la incertidumbre de miles de trabajadores al borde de quedarse sin empleo o algunos ya que se han quedado sin empleo, que los autónomos se sientan apoyados y que las pymes y grandes empresas sientan el apoyo y la voluntad de permanencia en el futuro.

En esta línea, ha indicado que una de las medidas planteadas es que se dé seguridad a trabajadores y pequeñas empresas, porque no quieren que haya «una masiva destrucción de empleo» y ha señalado que en el Consejo de Ministros del martes se aprobarán medidas paliativas de la actividad económica y para dar seguridad a los autónomos.

«APOYO PSICOLÓGICO»

Según ha explicado, Puig ha trasladado al presidente del Gobierno y a los presidentes del resto de comunidades la necesidad de una «cobertura de apoyo psicológico y psiquiátrico». En este sentido, ha mostrado su «preocupación por las implicaciones de carácter psicológico» que puede conllevar el confinamiento en el caso de una sociedad «mediterránea» que «vive en la calle, acostumbrada a ocupar los espacios públicos» y puede sufrir ansiedad.

No obstante, ha llamado a la «disciplina social» y a la «ética de la responsabilidad» y ha apelado a proteger a los más vulnerables y a «salvar vidas», que es el objetivo principal de esta operación.

Asimismo, a preguntas enviadas por los medios, ha explicado que «en absoluto» se prevé el traslado de recursos y personal sanitario a otras comunidades más afectadas, sino que se irá «aumentado progresivamente» los recursos para la Comunitat. «Estamos para colaborar», ha dicho, y ha reivindicado que es «fundamental» la «unidad de acción» y la colaboración con el gobierno central.

Ha señalado que, por el momento, la Comunitat cuenta con recursos sanitarios «suficientes» pero que se trata de una «situación cambiante» y «necesitará más», por lo que se está «trabajando» en el uso de instalaciones privadas que han ofrecido a la administración y buscando otras, para garantizar que se dé cobertura a todos los pacientes. Asimismo, también ha recordado que se han aprobado normas para que estudiantes que han acabado su formación sanitaria o jubilados puedan contribuir con su trabajo.

En la misma línea, ha indicado que ha pedido a Sánchez, junto con otros presidentes autonómicos, que «garantice un suministro permanente» para atender a las necesidades materiales de los profesionales de la salud, para «protegerlos» del virus.

Durante su comparecencia, de hecho, Puig ha vuelto a tener palabras de agradecimiento para los trabajadores sanitarios, empleados de comercios y servicios públicos y para quienes desempeñan su tarea con «eficacia y con vocación de servicio público».

SIN INCIDENCIAS DE INCUMPLIMIENTOS

Puig ha señalado que no tiene constancia de ninguna incidencia por incumplimientos de lo establecido en el estado de alarma y ha hecho hincapié en que «lo más importante es que los ciudadanos entiendan que esta es una batalla de cada uno; las medidas disciplinarias están ahí, pero cada uno es responsable para ganar esta guerra».

De igual modo, ha valorado la respuesta «extraordinaria» de la población de la sociedad valenciana y también el esfuerzo del sector de la distribución para que este mismo lunes los establecimientos y supermercados estén a disposición de los ciudadanos, al tiempo que ha vuelto a apelar al «consumo responsable» porque «no sentido acumular por acumular, no procede al acopio irresponsable».

En esta línea, ha calificado de «muy correcta» la iniciativa de la cooperativa valenciana Consum de limitar a seis las unidades del mismo producto que puedan adquirir los clientes y ha subrayado la importancia de que los centros de abastecimiento de alimentos tengan un control dentro del marco general del estado de alarma.