PSOE y Unidas Podemos desbloquean los Presupuestos tras pactar la Ley de Vivienda y el Impuesto de Sociedades

Foto de todos los ministros en sala histórica del Consejo. - Eduardo Parra - Europa Press

Foto de todos los ministros en sala histórica del Consejo. - Eduardo Parra - Europa Press

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El PSOE y Unidas Podemos han alcanzado este martes un acuerdo en el seno del Gobierno de coalición que supone luz verde para el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022, y que incluye un pacto para impulsar de una vez la Ley de vivienda -tras meses de retraso-, y un alza fiscal para las empresas. El proyecto de Presupuestos se aprobará el próximo jueves en un Consejo de Ministros extraordinario.

El acuerdo de los socios de Gobierno contempla la regulación del precio del alquiler para bajar los alquileres a las viviendas en manos de grandes propietarios, en base a índices de referencia para todos los contratos en zonas de mercado tensionado.

El Gobierno aprobará este mecanismo para que las comunidades autónomas puedan aplicarlo en dichas zonas, que normalmente se corresponden con las grandes ciudades. En el caso de la Comunidad de Madrid, el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso ha descartado en varias ocasiones aplicar esta medida, que ya estaba contemplada en el pacto de investidura de Pedro Sánchez. Es previsible que el resto de autonomías gobernadas por el PP también se nieguen. De hecho, fuentes del partido han tachado el acuerdo de «barbaridad» y supone «un ataque sin precedentes contra la propiedad privada».

Asimismo, el acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos establece que los pequeños propietarios tendrán una fórmula de «congelación de precios e incentivos fiscales», de cara a poder también reducir el precio del arrendamiento.

QUIÉNES SON LOS GRANDES PROPIETARIOS

Según han detallado fuentes de Unidas Podemos, se ha superado el principal escollo de la negociación, relativo a esas obligaciones para grandes propietarios, que quedarán definidos como aquellos que dispongan de 10 o más viviendas. De esta forma, han detallado que habrá retirada a grandes tenedores de «privilegios fiscales».

Mientras, se establece un recargo de hasta el 150% en el IBI para casos de viviendas vacías que podrán aplicar los ayuntamientos, y la futura normativa también apuesta por el parque público de alquiler, con una reserva del 30% de todas las promociones para vivienda protegida (de éste 30%, la mitad para alquiler social).

BONO JOVEN DE 250 EUROS

También hoy, Sánchez ha anunciado que se creará un “bono joven” de 250 euros mensuales durante dos años para los jóvenes entre 18 y 35 años con rentas anuales inferiores a 23.750 euros.

El acuerdo también contempla dos nuevas normas destinadas por un lado a la vivienda social y por el otro a la rehabilitación de viviendas, que contarán con una dotación conjunta de unos 5.500 millones de euros.

TIPO MÍNIMO DEL 15% EN EL IMPUESTO DE SOCIEDADES

El Gobierno también incluirá en el proyecto de Presupuestos la fijación de un tipo mínimo del 15% del Impuesto de Sociedades, adaptándose al consenso internacional y las recomendaciones de la OCDE y la Comisión Europea de tal manera que se establecerá en el 15%, según ha avanzado el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, en rueda de prensa desde Moncloa tras el Consejo de Ministros celebrado este martes.

Todo ello sin perjuicio de la reforma fiscal que está analizando un comité de expertos, quienes deberán exponer sus conclusiones en febrero de 2022 para que posteriormente sean estudiadas por el Gobierno.

El PSOE y Unidas Podemos comenzaron en verano a negociar el detalle de las nuevas cuentas y, en ese contexto, los ‘morados’ volvieron a poner sobre la mesa la necesidad de aprobar ya la lay de vivienda, con la regulación de los alquileres incluida, como condición para dar su apoyo a las cuentas públicas, al igual que ya hicieron el año pasado.