¿Por Qué las Casas de Apuestas no Pagan Impuestos en Perú?

Ordenador

Ordenador

La industria del juego online es uno de los sectores que más ha crecido en el último tiempo. Es una actividad muy popular en distintas partes del mundo, y Sudamérica no es la excepción.

Justamente Perú, es uno de los mercados de la región con mayor crecimiento en los últimos años. Sin embargo, hasta el 2022, no ha tenido leyes oficiales que se encarguen de regularizar el juego.

Esto significa que los sitios no están localizados en Perú, sino que funcionan de manera internacional y con licencias de juego extranjeras. Gracias a Internet, los usuarios peruanos pueden acceder de igual manera al juego, pero no cuentan con una protección segura.

Además, debido a la ausencia de leyes, las casas de apuestas no deben abonar impuestos ni tributos locales,  ya que técnicamente no funcionan en el país. Es una situación que se está buscando cambiar.

¿Por qué estos negocios no pagan impuestos?

Las leyes peruanas no contemplan el juego online en la actualidad. Si bien tienen regulaciones referidas al juego, solo afectan al formato físico. En cambio, el formato digital, que está siendo cada vez más popular, no tiene alcance.

La falta de representación legal trae distintos problemas. Por un lado, no se puede garantizar la seguridad de los usuarios. Ante cualquier problema, no cuentan con un respaldo legal de su país. Con sitios de apuestas oficiales, con licencias de juego otorgadas por el Estado, los jugadores podrían elegir sitios confiables y seguros al 100%.

Otra desventaja es que no se pueden establecer las políticas de juego responsable, con transparencia en la actividad. Sin normas, es posible que haya situaciones como el lavado de activos, la fuga de capitales o también los denominados delitos cibernéticos.

Por último, está la situación impositiva. Más allá del atractivo y la diversión de las apuestas, se trata de un sector que mueve grandes cantidades de dinero. En los últimos dos años, en Perú se superó la suma de $4000 millones en apuestas.

Al no estar instaladas de manera oficial y regulada en el país, las plataformas no están obligadas a abonar impuestos. Según cálculos realizados por el Mincetur, se estaría perdiendo una recaudación de al menos $160 millones anuales.

Nueva Reglamentación

En julio de este año, el congreso de la república nacional ha aprobado la ley que regula las casas de apuestas, impulsada por el Mincetur desde mayo del presente año.

Esto quiere decir que en los próximos tiempos este nuevo conjunto de leyes que no solo incluye el pago de impuestos, sino también condiciones que protegen la salud mental de los jugadores y de los menores de edad, deberá ser publicada en el diario el Peruano para comenzar a ser ejecutada.

Desde esta publicación, las casas de apuestas estarán obligadas a alinearse de acuerdo con las nuevas normas para poder operar. Caso contrario, estarán impedidas de hacer publicidad y abrir locales presenciales de apuestas.