Podemos condiciona su apoyo a la ley de equidad sanitaria a restringir las privatizaciones

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. (Foto: Pool Moncloa/Fernando Calvo)

El Consejo de Ministros ha dado luz verde este martes al proyecto de la ley relativo a la equidad sanitaria, que busca restringir los copagos y limitar las privatizaciones. Una norma que no convence del todo a Unidas Podemos. Los morados han dejado ya claro que no apoyarán la misma si no se restringe la privatización de la sanidad pública. De no haber cambios en ese sentido, el PSOE no contará con su respaldo.

Así lo han trasladado el portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, y el diputado y candidato de Por Andalucía por la provincia de Cádiz, Juan Antonio Delgado, ante la aprobación en el Consejo de Ministros de dicho proyecto de ley, paso previo para comenzar su tramitación en el Congreso.

De esta forma, los integrantes del Ejecutivo de coalición evidencian sus diferencias sobre este punto, que se suman a los choques en otras materias como en la reforma fiscal o el impuesto a las grandes fortunas, que promovieron los morados, pero los socialistas votaron en contra, recoge Europa Press.

En Twitter, Echenique ha defendido que esta ley propuesta por el Ministerio de Sanidad debe ser modificada en el parlamentario para “derogar de verdad” la ley 15/1997, promovida por el Gobierno que presidió José María Aznar, y que habilita la gestión indirecta en la sanidad pública. “Si esto no ocurre, me temo que no tendrá mayoría para salir adelante en el Congreso”, ha advertido.

De hecho, los morados ya avanzaron el año pasado sus planes para suprimir la ley desplegada por el PP y avanzaron que rechazaban la redacción propuesta por el Ministerio de Sanidad. Ayer, la secretaria de Acción Institucional de Podemos, María Teresa Pérez, enfatizó que han trasladado al PSOE su preocupación ante la propuesta de la ministra Carolina Darias, por entender que no cierra la puerta a las privatizaciones de centros sanitarios.

Mientras, Delgado ha lamentado que la proposición de ley, como está articulada ahora, no va a modificar el marco normativo que permite “privatizar” la sanidad y ha coincidido en que, si no hay cambios en su andadura en el Congreso, la normativa “no va a salir”. También ha recalcado que la coalición Por Andalucía peleará por asumir la gestión de la Consejería de Sanidad en Andalucía si tras los comicios del 19J se gesta un cambio de gobierno progresista.

A su vez, Echenique ha reconocido “ciertos avances” en la ley de equidad en los que se debe profundizar dentro del trámite parlamentario, pues reconoce que se avanza en “materia de eliminación de copagos en material protésico o en transporte sanitario no urgente, al menos, para los colectivos más vulnerables”.

Sin embargo, admite que los socios todavía están “muy lejos” y es en la cuestión de la gestión indirecta en sanidad, pues Unidas Podemos quiere eliminar la ley 15/1997 más allá del “avance retórico según el cual se define al sistema público de gestión directa como prioritario y se circunscribe la privatización de servicios solamente a situaciones excepcionales”.

“Los expertos nos dicen que la redacción actual no tendrá efectos”, ha ahondado el dirigente de la formación morada para reprochar que esa definición de “excepcionalidad” que lleva a cabo la ley “es lo suficientemente laxa como para que cualquier gobierno de derechas pueda seguir privatizando lo que le dé la gana”.

“Si algo nos ha enseñado la pandemia de la Covid-19 es que nuestra sanidad pública es uno de los mayores tesoros que tiene España. Por eso, es inaceptable que sigamos permitiendo su desmantelamiento y su privatización. Nosotros lo tenemos claro”, ha zanjado.