Pineda, sobre la declaración tras su detención: “Yo maté a Manolete, y lo que me pusieran”

Luis Pineda
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Ausbanc, Luis Pineda, ha señalado este jueves que cuando en 2016 declaró tras ser detenido -según le recuerda el fiscal- que había dado la orden de no perdonar ni una al BBVA en sus publicaciones, en ese momento hubiera dicho lo que le pusieran. “Me gustaría ver a cualquier ser humano en ese día, yo maté a Manolete, señor fiscal, lo que me pusieran”, ha aseverado.

La tercera sesión del juicio oral que la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional celebra contra dirigentes de Ausbanc y Manos Limpias, ha comenzado, según Europa Press, con el interrogatorio del fiscal José Perals a Pineda. Y sobre esa declaración de 2016, el presidente de Ausbanc ha recordado que tenía la cabeza en Luxemburgo, a donde tenía que viajar para “defender a las familias españolas por las clausulas suelo”.

Además, en la primera parte de su declaración que se ha centrado en explicar los orígenes de Ausbanc y del resto de empresas satélite, Pineda ha ahondado también en la relación de la asociación de usuarios de banca con el BBVA, y ha llegado a afirmar que ellos eran “fans de los bancos” y por tanto no querían “destruirlos”.

De hecho, ha recordado que los primeros anunciantes de las publicaciones de Ausbanc fueron tanto el BBV como Argentaria. “El BBVA se anunciaba y no dejo de hacerlo hasta 2007”, ha recordado. Sobre sus problemas con la dirección del banco, ha relatado una reunión que mantuvo con el entonces jefe de prensa del banco Javier Ayuso, quien le comentó que “a él no le iba a tocar las narices”.

En esa conversación, prosigue Pineda, continúa la mencionada agencia, le explica que la asociación estaba molestando mucho, que no pusiera reclamaciones y que rebaja a la mitad la inversión en publicidad y con control semestral. La relación entre BBVA y Pineda se enturbia y, apunta, “comienza una campaña brutal contra Ausbanc en general”.

Durante el interrogatorio de Perals, Pineda en determinados momentos se ha mostrado muy nervioso, y ha apuntado casi al comienzo del mismo que su estado se debía a que le había “desestabilizado” conocer que el preso con el que compartía celda en la cárcel “estaba con Villarejo” –el comisario jubilado y en prisión preventiva– y que a su familia se le había espiado.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA