Para comunicarse adecuadamente con personas con minusvalía auditiva, Xula ofrece mascarillas transparentes

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Debido a la llegada de la pandemia por el COVID-19, el uso de la mascarilla se ha convertido en un elemento indispensable y obligatorio para estar en espacios públicos y privados. Sin embargo, esta norma ha significado un desafío para las personas con condiciones especiales como autismo, demencia senil, Alzheimer o minusvalía auditiva.

Estos usuarios se han visto afectados por no poder leer los labios de las personas a la hora de comunicarse. Para hacer frente a esta problemática, en España, tiendas online como Xula han lanzado al mercado digital una línea de mascarillas transparentes reutilizables de protección facial, que cumplen con todos los protocolos sanitarios y las normativas europeas vigentes.

Las mascarillas reutilizables, transparentes y de calidad de Xula

Las mascarillas transparentes de Xula están fabricadas con la tecnología textil de HeiQ Viroblock, un tejido inteligente de origen suizo con propiedades antimicrobianas y antibacterianas que destruyen los virus envueltos en la superficie del tapabocas, en un tiempo máximo de 10 minutos.

Están elaboradas en España con productos de calidad y su diseño es ergonómico, por lo cual se ajustan perfectamente a cualquier tipo de fisonomía. Cumplen con la normativa Europea CWA17553, lo que garantiza su efectividad para evitar el contagio de enfermedades.

La tienda online ofrece varios modelos de mascarillas en tallas que van desde la XS hasta la XL. Todas vienen confeccionadas con un tejido transparente, color piel o negro de monocapa de poliéster. Además, no requieren la colocación de un filtro adicional, porque están certificadas por los laboratorios AMSlab, acreditados por la ENAC y cuyo certificado puede descargarse en la misma web de Xula.

Asimismo, son reutilizables y permiten hasta 40 lavados. Para un mejor mantenimiento de la mascarilla, se recomienda lavarlas y secarlas a máquina, durante 60 minutos para reactivar el componente hidrófugo que contiene el tejido.

La marca Xula surge de la iniciativa Jordi Valls y Rosa Sánchez, dos emprendedores españoles que decidieron solucionar el problema comunicativo de los pacientes con minusvalía auditiva por el uso de las mascarillas y ofrecerles una alternativa segura, cómoda y eficiente. Estos accesorios también son ideales para colectivos que trabajan de cara al público y para profesores de idiomas, logopedas o psicólogos que necesitan tener la boca visible para expresarse mejor con otras personas.

El equipo de Xula garantiza la satisfacción de sus clientes, promueve una compra segura y ofrece una guía de tallas. La marca comercializa y distribuye mascarillas a nivel nacional e internacional, con el objetivo de preservar y proteger la salud y el bienestar de las personas durante la pandemia.