Orange ofrece priorizar la voluntariedad y hasta 100 prejubilaciones en la primera reunión sobre el ERE

Orange

Orange

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La dirección de Orange ha ofrecido en la primera reunión con los sindicatos la posibilidad de permitir la voluntariedad y hasta 100 prejubilaciones de cara a la ejecución del Expediente de Regulación de Empleo, que afectaría a 485 empleados de la firma.

Según han confirmado fuentes sindicales a Europa Press, la empresa ha dejado claro que no retirará el ERE de la mesa, pero ha mejorado las condiciones en un principio.

Por su parte, la empresa ha renunciado a hacer comentarios. Las indemnizaciones por norma general serían de 33 o 45 días por año trabajado (en función de los periodos previos a la reforma laboral que hubiera que contar) hasta un máximo de 24 mensualidades, siempre según los sindicatos. Se tendría en cuenta el salario fijo y la variable percibida para este cálculo.

Sin embargo, tanto los mayores de 65 años como aquellos trabajadores contratados desde 2018 por la empresa afectados por el proceso recibirían 20 días por año de trabajo hasta un máximo de 24 mensualidades.

El presidente del comité de empresa de Orange Madrid, Ernesto Serrano, que representa a Comisiones Obreras, que aporta 7 de 13 delegados a la mesa, ha calificado de «muy decepcionante» la oferta.

Por su parte, el secretario general de UGT Orange, José María Alcalá, ha apuntado que la empresa «se ha movido» y ha mostrado «talante negociador» desde el anuncio, pero ha mostrado su decepción por que Orange se haya resistido a comprometerse a que no haya salidas forzosas, pese a dar prioridad a la voluntariedad.

Asimismo, desde USO Orange se ha remarcado que hubiera preferido un proceso previo para evitar el ERE y que no se cree que este proceso esté justificado por la marcha de la compañía. Asimismo, el sindicato ha trasladado que su objetivo es que no haya despidos forzosos.

Una de las críticas sindicales es que la empresa priorizará la voluntariedad, pero ha dejado entrever que se reserva la posibilidad de vetar a quienes se apunten en la lista. Además, Orange habría manifestado su intención de incluir pactos de no competencia de entre 12 y 24 meses dependiendo de circunstancias.

La firma además habría excluido del proceso a las personas en excedencia, expatriadas y de especial relevancia. En esta última categoría habría 161 personas.

PREJUBILACIONES A PARTIR DE 55 AÑOS

En cuento a las prejubilaciones, la oferta de la firma dirigida por Jean-François Fallacher permitiría que se acogieran hasta 100 personas de más de 55 años con diez años de experiencia en la empresa cobrando un 80% del sueldo fijo neto hasta los 61 años, sin contar variables, lo que significaría aproximadamente la mitad del sueldo total en algunos casos en el que dichas variables tienen mucho peso, según los sindicatos.

Estas condiciones hacen que los sindicatos consideren «complicado» que haya mucha voluntariedad con dichas condiciones y aseguran que no hay margen para un mayor número de prejubilaciones porque se trata de un equipo joven.

En cuanto a las áreas afectadas, los departamentos de negocios y atención al cliente sufrirían relativamente más despidos, aunque ninguna sería desproporcionalmente afectada en comparación.

MARTES PRÓXIMA REUNIÓN

Las siguientes reuniones serían el próximo martes y el próximo viernes.

Orange anunció el ERE para 485 empleados de la sociedad Orange Spagne S.A.U el pasado 14 de mayo. Este proceso afectará al 15% de los empleados de esta sociedad y al 7% de los empleados que tiene el grupo en España.

La empresa alegó en un comunicado la necesidad de seguir realizando inversiones en un contexto marcado por un mercado hipercompetitivo y la caída de los ingresos de la firma, un 7% en el último trimestre.

Los sindicatos, por su parte, han mostrado su rechazo a los despidos y han convocado protestas y paros. La primera concentración será el próximo domingo en la Puerta del Sol.

Las organizaciones se han mostrado extremadamente críticas con la labor de Fallacher, que tomó posesión en septiembre, y han criticado los despidos en una empresa que tuvo beneficios en 2020.

En ese sentido, Alcalá ha criticado que el ERE se justifique por motivos técnicos y de organización, pero el discurso se siente en los ingresos.

Además, ha incidido en que la firma dice necesitar perfiles digitales, pero ha contratado a «cientos» de personas en el último año, por lo que podría haber recurrido a otras vías, como la formación de la plantilla.

Por su parte, desde USO se ha recordado la labor esencial realizada por los trabajadores durante la pandemia, que fue alabada en numerosas ocasiones por el equipo directivo.