www.elboletin.com

Movilidad en Madrid: La madre de todos los debates

martes 22 de noviembre de 2016, 00:00h
Jorge García Castaño, Concejal de Centro y Chamberí.
Jorge García Castaño, Concejal de Centro y Chamberí.
Durante el año y medio que Ahora Madrid lleva gobernando la ciudad, hemos asistido a todo tipo de debates públicos y apasionadas polémicas sobre asuntos locales o de competencia municipal.
Durante el año y medio que Ahora Madrid lleva gobernando la ciudad, hemos asistido a todo tipo de debates públicos y apasionadas polémicas sobre asuntos locales o de competencia municipal. Seguramente ocupando más espacio mediático que nunca antes en nuestra historia contemporánea. Aunque sólo fuera como revulsivo para la ciudad, para lanzar a la opinión pública grandes debates de ciudad, ya hubiera merecido la pena la victoria electoral de 2015.
 
Más allá de los exóticos ataques de algunos sectores de la derecha política y mediática, se están abriendo verdaderos debates de ciudad. Se habla sobre grandes operaciones urbanísticas, procesos participativos, nuevos equipamientos, turismo, gentrificación, vivienda pública, recuperación de patrimonio, centros sociales, políticas culturales, educación infantil, etc. Los debates sobre la ciudad suelen ser apasionados - a veces broncos - pero demuestran que una ciudad está viva. Qué diferencia con la mortecina política municipal que habíamos conocido los últimos años… y qué diferencia, por cierto, con el nulo debate que genera la plana acción de gobierno en la Comunidad de Madrid.
 
En mi opinión, en esta segunda parte de la legislatura, el tema central que va a ocupar la mayor parte del espacio de debate va a ser el nuevo modelo de movilidad. Lo va a ser porque el equipo de gobierno está comprometido con sus compromisos internacionales en materia de emisiones o ruidos y porque la ciudad necesita recuperar espacio público - actualmente más del 60% del espacio libre está dedicado al aparcamiento y la circulación- para hacer unos barrios más vivibles y más dinámicos comercialmente.
 
Evidentemente, Madrid no está sola en este esfuerzo. Transformar las políticas de movilidad es la tarea clave de todas las grandes capitales de nuestro entorno y vamos ya con mucho retraso. No sólo las virtuosas ciudades del norte de Europa han dado pasos fundamentales ganando espacio público, fomentando el uso del transporte público y la bicicleta, cerrando los centros al coche… También Londres, París o Milán trabajan en la misma línea y hasta Times Square se ha convertido en un espacio principalmente peatonal.
 
Es probable que una sola legislatura no sea suficiente para cambios de gran calado, siempre decimos que nuestro proyecto debe ser, como mínimo, de dos legislaturas. En cualquier caso, en los próximos tres años, vamos a ver ya transformaciones que otras ciudades han tardado más de quince en llevar a cabo.
 
Veremos medidas de gran impacto como la puesta en marcha del área de prioridad residencial del centro, el nuevo diseño de Gran Vía –ampliando aceras y reduciendo tráfico de paso- o Plaza de España –conectando el centro con Parque del Oeste, Madrid Río y Casa de Campo; se ejecutarán proyectos de reurbanización, ganando espacio para el peatón en Atocha, Chueca, Carretas, Benavente, Canalejas, el eje Magdalena-Duque de Alba o el entorno de Olavide (por hablar solo de los distritos que me tocan); se actuará en los distritos de la almendra central –empezando por Chamberí- a través de “zonas 30”, buscando ganar espacio público y reducir tráfico de paso; se estructurará una potente red de carriles bici en grandes vías, tanto dentro como fuera de la M-30 y se ampliará BiciMad; se empezarán a rediseñar las principales vías de conexión de los distritos de la periferia con el centro, probablemente empezando por Santa María de la Cabeza; se construirá una red de aparcamientos disuasorios o se llevará el servicio de aparcamiento regulado a los barrios que lo demanden fuera de la M-30. Estas y otras incontables actuaciones en torno a la movilidad y el espacio público se van a poner en marcha en los próximos años. Estamos hablando de uno de los programas de gobierno más ambiciosos de entre las ciudades de nuestro entorno.
 
Hablamos de intervenciones con una gran solvencia técnica que han demostrado eficacia aquí o en otras ciudades y con fuerte demanda vecinal. En este tipo de políticas PSOE, Ahora Madrid y una amplísima mayoría del tejido vecinal y comercial estamos bastante de acuerdo. Pero no creemos que el debate vaya a darse en términos técnicos, todo parece indicar que el PP buscará una posición dura y un debate marcadamente ideológico, situando la libertad individual como blanco de los ataques de un gobierno hiperregulador. Ciudadanos también planteará una oposición dura…no sabemos todavía en qué línea.
 
Pero la derecha madrileña no siempre ha estado en posiciones tan montaraces. Superada la época dorada de los scalextrics del tardofranquismo y de los túneles de Manzano, Madrid, a principios del mandato de Gallardón, también dio algunos pasos importantes: áreas de prioridad residencial de Letras y Embajadores, peatonalización de Fuencarral, Montera y Arenal, anillo ciclista... Sin embargo, incomprensiblemente, a partir de ahí se produjo un frenazo radical en la transformación de las políticas de movilidad que ya solo se centrarían en la gran operación de soterramiento de la M-30. Creo que, de alguna manera, también debemos conectar con esta pulsión modernizadora que, con sus luces y sus sombras, buena parte de los madrileños apoyó en esos primeros años del Gobierno Gallardón.
 
Necesitamos quitarle carga ideológica al debate, bajarlo al terreno, explicar que estas medidas las están llevando a cabo gobiernos de distintos colores en todo el mundo, obligar a la derecha a discutir de los proyectos reales y concretos, evitar los prejuicios y la desinformación.
 
En este debate los medios de comunicación vais a tener un papel central. Enhorabuena por los 25 años de andadura y gracias por hacer un seguimiento informativo responsable de la política local.
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.