O lo solucionan con cuidado o…

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El PP tiene un buen pollo montado. Y yo le he preguntado a mi jefe que cómo demonios van a salvar, esta vez, la papeleta. El veterano me ha contestado que lo único que puede decirme es que tendrá que ser con cuidado. Lo que más le preocupa no es que el PP, o el PSOE, se vayan a tomar por el saco. Lo que le preocupa es que sea la Democracia la que acabe hundida en la miseria.

Porque mi jefe lo tiene claro: cuando unos tíos te las están dando por todos lados (Sanidad, Pensiones, etcétera) lo único que puede evitar que la peña se rebote del todo es que, esos mismos que te las dan, sean por lo menos íntegros y prediquen con el ejemplo. Esto es como ese sargento de los marines que les dice a sus reclutas que tienen que hacerse 25 kilómetros de marcha después de comer. Hay una gran diferencia entre que ese mismo sargento lidere la marcha o que se quede echándose la siesta. Cuestión de ganarse el respeto de aquellos a los que puteas.

E insiste, el buen hombre. Insiste en que aquí un problema grave es el rol de la oposición, que parece estar a por uvas. La oposición, en estos casos, es quien garantiza la sostenibilidad del sistema. De lo contrario podemos prepararnos para dar la bienvenida a populistas de toda índole y condición, pues estos serán recibidos cada vez con mejor humor.