El deterioro de la sociedad continuará

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El examen fue bien, Rita, gracias. También parece ir bien la prima de riesgo española, que se encuentra, según veo, cotizando por debajo de los 340 puntos básicos. La italiana está en torno a los 280 puntos, así que de la misma manera hay buenas noticias por esos lares. Los bancos, sin demasiada distinción, vuelven a poder emitir en los mercados. Y, en fin, ya se escuchan las primeras palmaditas en la espalda cuando uno viaja a Bruselas. Sin embargo, uno mira a Grecia y se deprime.

Mi jefe me explica que así es esta crisis: comenzó en lo financiero, allá por el año 2008, y se trasladó a lo social. ¿Qué está sucediendo ahora? Pues que lo financiero va, a veces mejor, a veces peor. Y mientras tanto, lo social mantiene su deterioro. Un deterioro que va a continuar hasta que no se alteren las reglas del juego. No es tan importante que un Deutsche Bank tenga beneficios en un trimestre como que el 60% de los jóvenes griegos no tengan dónde caerse muertos, casi literalmente.

El veterano ha aprovechado para volver a enunciar el discurso habitual: mientras no exista una mayor supervisión, una mayor regulación, un mayor control y, en definitiva, una mayor transparencia, productos financieros como los derivados, que casi nadie entiende, seguirán mandando a la gente a la calle. En todos los sentidos posibles que uno pueda encontrarle a esta expresión.