Se hace 51 cirugías para parecerse a Nefertiti. Nileen Namit

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Se hace 51 cirugías para parecerse a Nefertiti. Nileen Namita, una artista de la ciudad inglesa de Brighton, está obsesionada con convertirse en una imagen de Nefertiti, de quien cree que es su reencarnación. Por ello, desde hace casi 30 años se ha sometido a 51 operaciones quirúrgicas para que sus rasgos sean similares a los de a la reina egipcia, esposa del faraón Akaenatón. Su obsesión le ha costado 320.000 dólares (223.000 euros). Cuando tenía 20 años se hizo la primera cirugía estética y hasta ahora, le han realizado ocho operaciones en la nariz, cinco en los ojos, nueve para estirarse la piel y tres injertos de mentón, además de una veintena de intervenciones para mejorar la cirugía. El busto de Nefertiti, que es exhibido en el Museo Egipcio de Berlín, ha sido su inspiración y le ha enseñado a los doctores diversas fotografías e imágenes de la reina faraónica para que la hagan igual a ella.

No tan idénticos. Un policía de Connecticut que se hizo pasar por su hermano gemelo para tener sexo con una mujer fue delatado por la ausencia de un tatuaje y acusado de violación, informó el lunes la prensa local. Según el diario The Advocate el agente Jared Rohring, de 25 años, fue destituido el mes pasado y será inculpado tras una denuncia presentada por la mujer. La presunta víctima asegura que ella pensaba tener una cita con Joe Rohring, hermano gemelo idéntico a Jared, con quien mantenía relaciones desde hacía varios meses.El hombre la recibió en la bañera de la casa y ella aceptó subir al dormitorio, pero mientras mantenían relaciones sexuales, la mujer notó que faltaba algo: el cowboy tatuado en la nalga izquierda de Joe había desaparecido.

Cuna pionera. Un grupo de investigadores belgas del Hospital Universitario de Bruselas ha diseñado una nueva cuna que ayuda a dormir mejor a los recién nacidos, ya que evita las molestias estomacales que afectan a uno de cada cinco bebés. Según publica la prensa belga, la cama permite a los bebes dormir sobre su espalda con una inclinación mínima de 40 grados, que evita que el ácido del estómago ascienda hasta el esófago, la faringe o la boca, afección conocida como reflujo gastroesofágico. La cama tiene un precio de 1.000 euros, pero los padres pueden alquilarlas en algunas farmacias belgas por menos de 2 euros diarios

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA