Zoido y la Torre Pelli: donde dije digo, digo Diego

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En algunos sectores ha llamado mucho la atención el cambio de postura del alcalde de Sevilla, el popular Juan Ignacio Zoido, respecto a la Torre Pelli, el rascacielos que Cajasol está construyendo al sur de la Isla de la Cartuja, y que ha causado que la Unescu amenace a la ciudad con retirar el sello de patrimonio mundial por su impacto sobre los monumentos de la ciudad del Guadalquivir.

El alcalde de Sevilla intentó por todos los medios parar las obras, pero éstas siguieron adelante por el empecinamiento del aún presidente de Banca Cívica, también máximo mandatario de Cajasol, Antonio Pulido. Sin embargo, Zoido ha sorprendido a todos al señalar ahora que el proyecto “no afecta a la condición de Patrimonio de la Humanidad de todo el entorno de la Catedral, el Alcazar y el Archivo de Indias. Y como no afecta, lo voy a defender”.

Se da la circunstancia de que el cambio de opinión de Zoido sobre la torre que Pulido comenzó a construir hace unos años, y cuyo coste asciende a 350 millones de euros, se produce en un momento Banca Cívica tiene las horas contadas, ya que este mismo verano será absorbido por CaixaBank, que heredará este regalo envenenado.

El cambio de rumbo de Zoido se produce a pesar de conocerse un informe del Centro de Patrimonio Mundial, que ha pedido a la Unesco que los tres bienes de Sevilla catalogados como Patrimonio Mundial (Alcázar, Archivo de Indias y Catedral) sean incluidos en la lista de Patrimonio en Peligro debido al impacto de la torre diseñada por el argentino César Pelli. El edificio queda a 1,6 kilómetros de la Giralda y por tanto fuera de la zona de protección de los tres bienes, pero la polémica está servida.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA