Septiembre

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

No es que España no tenga futuro, es que nos ha dado por construir un país a corto plazo, ahora mismo septiembre a la misma distancia que la Luna. Será entonces cuando cree el Ministerio de Sanidad que el virus de la gripe A se pondrá rumbero y desatado.

Como de momento la cuestión de la cobertura sanitaria no está muy clara, (no en vano la directora general de la OMS ya dijo que no habría vacunas para todos), la oportuno sería invertir en una empresa de celulosa porque se van a vender mogollón de pañuelos de papel. También se recomienda invertir en fabricantes de termómetros digitales y, en general, en todos aquellos productos que estén relacionados con los estornudos. Viene la gran gripe del Siglo XXI pero no por eso van a dejar de hacerse negocios; a mal tiempo mucha cara.

Cuando pasen estos rigores del verano que nos llevan a la libertad de la manga corta será cuando apriete la amenaza; el virus es un ser que maneja la paciencia infinita como si fuera un discípulo aventajado de Mahoma. En septiembre cuando vuelvan los fríos y las toses será el momento adecuado para que la gripe se posicione en el tablero de juego. La diferencia con años anteriores es que esta vez el virus tiene intención de hacer jaque mate, no le vale con asustar a los peones. La cuestión es saber si Trinidad Jiménez ha leído los libros de ajedrez necesarios porque una vez que la partida es a vida o muerte ya da igual que te receten un «tamiflu», lo importante es llegar al campo del virus en pocos movimientos y que cueste escasas bajas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA