Física para cisnes

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Miguel Ángel Aguilar es un cruce entre Groucho y el otro hermano Marx, (el que escribió «El Capital»); es un periodista al que la brillantez se le tiene por demostrada como el valor en combate. De su afilada pluma ha salido un libro que relaciona las leyes de la Física con la política y que es tan divertido como canalla y actual.

«Sobre las Leyes de la Física y la Información» es un tratado de la prensa española en clave para cisnes, es decir que no es para sapos que se mueven en el lodo sino para exquisitos que buscan metáforas de alta gama. Después de mucho leer a Camba y a Ramón, y a Umbral, uno llega a la conclusión de que Newton rige todos nuestros pasos y aunque a uno no le gusten las manzanas hay leyes que caen por su propio peso. Memorable la relación entre infierno-deseo y calentamiento global aplicado a la chica que amas. Podría decirse que todo lo que sucede está conectado a través de fuerzas centrípetas que llevan al centro de la cuestión, y que todo lo que nos dispersa es el resultado de una excesiva fuerza centrífuga que nos confunde.

Estamos en tiempo de lodo en los que se nos lleva a la confusión con flautistas entrenados en pasear ratones, pero de vez en cuando hay quién se atreve a señalar al Sol en lugar de quedarse mirando al dedo, (cuestión que los chinos ya dijeron que era de tontos muy retontos).
Uno lee a Miguel Ángel y disfruta de esa manera alegre y trotona de contar. Este navegante venido desde los remotos mares de la pre-transición tiene más callo que la pezuña de un camello de los que pastan en el Congreso.

Ha escrito desde la diversión, desde la inteligencia y desde el poderío de una muñeca, (no hinchable), sino prodigiosa. Enhorabuena amigo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA