Otra vuelta de tuerca a los ajustes económicos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Mejor tomárselo en serio. Ya saben, contra lo que puede parecer en determinados momentos, hoy por hoy, todas las tendencias arrancan en EEUU, más aún, en el sector neoconservador de aquel gran país que ha multiplicado la efectividad de su populismo, con la absorción de las audiencias globales y millonarias que proporciona el uso de las nuevas tecnologías. Ahora, se trata de ahorrar. Dinero público. Y, aunque en Europa, sea Angela Merkel la defensora del paradigma, ella no fue, ni mucho menos, quien reinventó la estrategia.

Puestos a buscar ahorros de dinero público, con buena prensa y un cierto halo de progresismo pseudoecologista, nadie mejor que Mark Bittman, un prestigioso crítico de cocina que, además, escribe en el New York Times, ese periódico ilustrado que domina la Red. Su receta: Infundir en la población estilos de vida saludables lo que, según sus entretenidos cálculos, contribuiría a que la Administración estadounidense recortara un billón de dólares en gasto sanitario por año. Hasta ahí bien. Lo malo son las leyes prohibicionistas posteriores. Y van a llegar. Sin duda.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA