Las dos caras bien distintas de la misma moneda falsa

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El próximo lunes, 13 de septiembre, bajos los auspicios de la OIT y el FMI, se celebrará en Oslo una reunión en la Cumbre en la que se intentarán buscar soluciones para el desempleo que devasta al mundo como consecuencia de la crisis actual. El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero participará en el cónclave, junto a otras autoridades económicas del mundo y quizá podrá oír de nuevo las recomendaciones de que profundice en la liberalización del mercado laboral que tantas veces se le han formulado. O quizá no.

Lo curioso es que, según un informe publicado por las dos instituciones que promueven el seminario, un tercio de los 30 millones de parados que la crisis ha creado sólo dos años después de desencadenarse están localizados en EEUU, donde hay más de seis millones de ciudadanos que perdieron su empleo, y España. Se dice que el mercado laboral estadounidense es de los más flexibles del mundo, mientras que el español pasa por ser uno de los más rígidos. Una paradoja que parece sugerir que la solución al problema no pasa por una Ley.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA