Las dificultades económicas vuelven a castigar a Cuba

Una vez más, todas las señales que llegan desde Cuba indican que se ha producido un endurecimiento de la situación económica. En este caso, la crisis global, podría ser la causante de una situación de empeoramiento que, sin embargo, se produce en la Isla sin que sus habitantes hayan gozado de los placeres proporcionados a los ciudadanos de occidente por el crédito barato y la superabundancia de dinero. Cómo explican en Radio Bemba (el nombre con el que se conocen allí los rumores callejeros), las cosas estuvieron mal primero y muy mal luego.

El deterioro de las cuentas públicas ha tenido ya dos consecuencias inmediatas en el país. Primero las advertencias habituales a socios y proveedores sobre la necesidad de que se armen de paciencia porque el pago de los suministros y servicios se va a dilatar más de lo que suele ser habitual. Luego el encogimiento del ánimo de la población que se prepara para nuevos recortes de los alimentos incluidos en la libreta.