El PSOE admite que con Errejón hubiera sido más fácil llegar a un acuerdo

Íñigo Errejón, portavoz de Podemos en el Congreso
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Adriana Lastra denuncia que Pablo Iglesias no quiere negociar, sino “ir a elecciones y darle sorpasso al Partido Socialista”. La secretaria de Política Municipal del PSOE, Adriana Lastra, valoró en RNE la decisión del Rey de abrir una nueva ronda de contactos con los partidos políticos para constatar si puede proponer un candidato a la Presidencia del Gobierno y la representante socialista dijo que “el Rey se ha comportado siempre de manera ejemplar y hace su labor de jefe del Estado” ya que “sería lo normal que nos pusiéramos de acuerdo” recordando que “quedan unos días esperando que Pablo Iglesias rectifique”.

La representante socialista se queja de que Podemos “nunca han querido hablar de política con nosotros, hemos querido hablar de los asuntos de emergencia social pero no nos han dejado”. Recriminando que Podemos en “el primer documento que nos enviaron hablaba de los cargos que querían ocupar en el gobierno” y en la última reunión que mantuvieron en el último punto del documento que les presentaron también hablaron de cargos. “Solo nos faltaba que nos dijeran las carteras”, ironizó Lastra.

Para Adriana Lastra el principal problema para llegar a un acuerdo es que “Pablo Iglesias no es de fiar, porque dice una cosa y hace otra”, añadiendo que el ánimo de Pablo Iglesias era no llegar a un acuerdo” por lo que admite que cree que con Íñigo Errejón habría sido más fácil llegar a un acuerdo”, ya que tiene “otro talante” y admite que el posicionamiento personal de Iglesias “nos pone muy difícil que haya otro gobierno en nuestro país.

Si Podemos es un partido de cambio y tendrá que rectificar. Quien tiene problemas con el PSOE es Pablo Iglesias, insiste en que el objetivo de Iglesias es ocupar el espacio político del Partido Socialista y quiere que se repitan elecciones. Y señala que Iglesias ha querido ir a las reuniones y no dejar hacer al equipo negociador por su objetivo es “ir a elecciones y darle sorpasso al Partido Socialista”.