El gran poder de la industria audiovisual de EEUU

Los estadounidenses han vuelto a las salas de cine, una señal inequívoca de que el negocio, que muchos habían dado por muerto, revive en el momento más inesperado, con la crisis económica global como contexto y la amenaza de Internet en plena ebullición. Pero los datos no mienten. En lo que va de año, los ingresos obtenidos en las taquillas por las ‘majors’ han aumentado un 14%. Y eso que hay menos salas que antes. La oleada no tardará en trasladarse a los mercados periféricos como el español. Ya sucedió antes con el teatro y con las actuaciones en directo y volverá a pasar ahora. No lo duden.

La explicación a este inesperado repunte no ha sido formualda áun. Algunos creen que la escasez de dinero contribuye a revitalizar los placeres sencillos. Como, por ejemplo, el que proporciona disfrutar en la oscuridad de una sala de cine de una historia bien rodada y bien contada. Tal vez se trate de éso, o quizá solo sea otra muestra del poder de Hollywood.