‘Armas de mujer’ para vender seguros a la clientela en Liberbank

Sucursal de Liberbank
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El director de una sucursal pide a las empleadas que “se pinten bien y se acorten las faldas para así vender más seguros a los clientes varones de su sucursal”. Es bien sabido que desde que se inició la crisis, la presión sobre los trabajadores del sector financiero para que logren captar los máximos clientes posibles está siendo asfixiante, llegando incluso a repercutir sobre la salud de estos empleados. Sin embargo, en algunos casos la batalla por la clientela llega hasta límites casi ridículos.

Sería el caso de una oficina de Liberbank, en la que al máximo responsable, según rumores que corren por tierras pacenses, le ha vendido la inspiración folclórica son sus empleadas, tal y como denuncia CSICA en un comunicado.

“Es bien sabido que no hay nada peor que un insensato con iniciativa y no se le ha ocurrido otra cosa que pedir a las empleadas de su oficina que se pinten bien y se acorten las faldas para así vender más seguros a los clientes varones de su sucursal”, señala el sindicato.

“¿No habrá oído hablar nunca, no ya de la igualdad de las mujeres, sino del respeto al derecho fundamentalísimo a la dignidad de las personas? ¿No tendrá madre, mujer o hijas?”, se pregunta CSICA, que considera que “esto cada vez se parece más a un manicomio”.