En la COPE critican las reacciones contra el sacrificio de un perrito: “Parecía un guión de Torrente”

Excálibur, el perro de la enfermera contagiada de ébola
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Jaime González se queja en la emisora episcopal de las protestas ante el sacrificio del Excalibur, el perro de la enfermera contagiada de ébola. La crisis del ébola ha vuelto un día más a centrar la tertulia de la COPE y Jaime González ha abierto el debate con la acusación de que España no estuvo la semana pasada a la altura de la circunstancias” algo en lo que Iñaki Gil estuvo de acuerdo al asegurar que “la semana pasada salió lo peor de España”.

También criticaron el retraso del Gobierno en crear el Comité Especial para el seguimiento en España de la enfermedad del virus del ébola, un comité de expertos, que según Jaime González, debería haberse organizado en cuanto se creó el protocolo de actuación por el virus. E Iñaki Gil fue más allá al afirma que el no estar el comité de expertos preparado en su momento, podría costarle la vida a esta mujer.

Para González, “en nuestro país cuando aún ni se había traído a los misioneros ni había protocolo, ya se estaba criticando al Gobierno, tenemos mucha capacidad de abrirnos en canal”. Igualmente, se quejó del rédito político que le sacaron en su momento los partidos políticos de la oposición a la llegada de los misioneros.

“El protocolo aquí ha fallado y en EEUU no” aseguró Gil. “Las crisis saca lo peor y lo mejor de cada uno, lo mejor traer a los misioneros contagiados y lo mucho que han trabajado algunas personas”. Por el otro lado, ha habido un error que comenzó, desgraciadamente, con una de las profesionales que trabajó con ellos y que siguió en una cadena de errores.

Respecto a la alarma social creada por el ébola, Jaime González criticó que “toda la atención estuvo centrada la semana pasada en el pobre perrito que tuvieron que sacrificar” y denunció que “cuando un país no es capaz de jerarquizar los problemas y centrarse en la auxiliar sanitaria, algo va mal”, para después afirmar que lo que ocurrió “parecía un guión de Torrente”.

Por su parte, Iñaki Gil habló de un país donde se vive una “montaña rusa emocional constante”. Se refería a que si ganamos somos los mejores y si perdemos, algo va mal, o se comete un error ya hay un gran odio profundo hacia los responsables.