www.elboletin.com

Cifuentes sí autoriza las manifestaciones de los funcionarios del Ayuntamiento de Madrid

lunes 15 de junio de 2009, 00:00h
La pelea entre Cristina Cifuentes y Ana Botella por las manifestaciones que se producen en Madrid contará desde el lunes con un nuevo capítulo. La delegada del Gobierno en la capital ha autorizado las movilizaciones de los funcionarios del Ayuntamiento contra los recortes de la alcaldesa, una decisión que tensa aún más la relación entre ambas tras sus roces por la cantidad de protestas que se producen en el centro de la ciudad.

La guerra está a punto de estallar en el PP de Madrid. La decisión de Cristina Cifuentes de autorizar las protestas de los empleados públicos municipales traerá a primera línea el enfrentamiento que hace unos días protagonizaron la delegada del Gobierno y la alcaldesa sobre el número de protestas que tienen lugar en la capital.

Según han informado los sindicatos, las concentraciones y manifestaciones que han preparado para el 29 de octubre, que se llevarán a cabo de 11:30 a 13:30 horas en las Juntas Municipales y Áreas de Gobierno de la capital, están “autorizadas por la Delegación de Gobierno”.

En estas concentraciones los trabajadores públicos aprovecharán para informar a los ciudadanos del ‘Mal uso y despilfarro del Patrimonio Municipal’. Concretamente, cargarán contra “los recortes, el derroche del Ayuntamiento de Madrid en alquileres y altos cardos, el deterioro de los Servicios Públicos” y contra Botella, que les ha convertido en “dobles pagadores de la crisis” al imponerles un Plan de Ajuste cuando el Gobierno central ya había aprobado el RD 20/2012.

La decisión de Cifuentes no hará más que tensar la relación entre ambas populares, que ya está en la cuerda floja debido a las protestas de los madrileños. Hace unos días la jefa del consistorio municipal se quejaba del elevado número de protestas que la delegada autorizaba en la capital, que provocaban el colapso de las calles de la ciudad y obligaban al Ayuntamiento a desplegar un importante operativo para controlarlas y dejar todo limpio a su fin.

Además Botella incluso llegó a exigir a Cifuentes que limitase el derecho de manifestación cansada de ver día tras día el centro de la capital ‘tomado’ por alguna protesta ciudadana. Y es que, en lo que llevamos de año ya se han celebrado más de 2.200 marchas por las calles de Madrid. En concreto, en el triángulo Sol-Cibeles-Atocha.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.